¿Cómo exfoliar el cuerpo?

¿Quieres lucir una piel radiante, firme y hermosa? Entonces debes encontrar el equilibrio perfecto entre hidratación y exfoliación, pero, ¿sabes cómo exfoliar el cuerpo? Hay muchos tipos de exfoliantes y métodos para aplicarlos. 

¿Cuál es el método que más te conviene?

Todo dependerá de tu tipo de piel y preferencias, lo importante es tener la información completa para que puedas tomar la mejor decisión. ¿Lo mejor? Exfoliar la piel es fácil, rápido, económico y los resultados son impresionantes. 

¿Cómo exfoliar el cuerpo?

Exfoliar la piel es una actividad muy sencilla, aunque al mismo tiempo requiere aplicar una técnica adecuada para conseguir el objetivo de eliminar las células muertas sin maltratar la piel. La forma de aplicar el masaje y el exfoliante a utilizar (a menos que sea una exfoliación en seco), cumplen un papel importante y son aspectos que afectan el resultado final. 

¿Con cuánta frecuencia debes exfoliar tu piel?

Hacer una exfoliación con mucha frecuencia puede ser tan perjudicial como no hacerlo nunca. Eliminar las células muertas es el objetivo pero sin eliminar la capa protectora de la piel. 

¿Qué debes usar para exfoliar tu piel?

exfoliar-el-cuerpo

Existen diferentes métodos para exfoliar la piel. Por un lado está el cepillo exfoliante y exfoliantes faciales, los cuales se clasifican dentro de la categoría mecánica y por el otro están las exfoliaciones químicas, las cuales se deben hacer con mucho más cuidado. 

  • Mecánico

En esta categoría se destaca el cepillo exfoliante, el cual puede ser utilizado tanto para una exfoliación en seco como también en conjunto con una crema exfoliante o gel. También, en esta categoría se pueden encontrar esponjas exfoliantes, ideal para utilizar junto con el jabón o gel corporal.

Si la esponja o el cepillo no te parece lo suficientemente cómodo, también puedes utilizar un guante exfoliante. Esta opción es perfecta para áreas grandes del cuerpo como las piernas. 

Los scrub o geles exfoliantes también son otro tipo de exfoliación mecánica. Estos exfoliantes pueden comprarse y también puedes hacerlos en casa. La forma de aplicación es directamente sobre la piel mientras se hacen suaves movimientos circulares

  • Química

Los exfoliantes químicos rompen los enlaces que mantienen las células muertas adheridas a la piel, lo que genera que las mismas caigan naturalmente después del tratamiento.  Entre los exfoliantes químicos, se destacan el ácido láctico, tartárico, cítrico, glicólico, beta hidroxilo y ácido salicílico. 

¿Qué método de exfoliación debes utilizar según tu tipo de piel?

Puedes exfoliar tu piel húmeda o seca, utilizar tus manos o una herramienta como el cepillo. Lo fundamental es que seas cuidadosa y hagas un masaje circular con suavidad, dejes actuar durante 30 minutos y luego enjuagues con agua tibia o fría, nunca caliente. 

No exfolies tu piel si tienes alguna cortadura, herida o quemadura. También recuerda aplicar un protector solar después de la exfoliación, inclusive en los días posteriores. 

  • Piel seca: para la piel seca es recomendable utilizar un proceso de exfoliación químico, ya que la mecánica puede generar desgarros y conseguir el efecto contrario. El ácido glicólico es ideal para eliminar las células muertas y estimular la renovación de la piel.
  • Piel sensible: al igual que la piel seca, la piel sensible es más apta para ser sometida a la exfoliación química en vez de la mecánica. En este caso, es recomendable un tratamiento suave de ácido salicílico, especialmente si tienes la piel con problemas de acné. Por supuesto, siempre consulta con tu dermatólogo antes de aplicar éste o cualquier otro producto.
  • Piel grasa: la piel grasosa puede verse beneficiada de la exfoliación mecánica. Esto se debe a que acumula una capa adicional de células muertas que pueden ser removidas fácilmente con un scrub, cepillo, guante o con las propias manos.
  • Piel normal: si tu piel es normal, puedes utilizar cualquiera de los dos métodos de exfoliación. Solo recuerda hacer los movimientos circulares y siempre utilizar protector solar los días posteriores al tratamiento. 
  • Piel mixta: también puede utilizar ambos métodos de exfoliación pero nunca el mismo día. Altérnalos o utiliza siempre con el que te sientas más cómoda y si tu piel se torna muy seca, puedes aplicarte una crema hidratante para conseguir nuevamente el equilibrio. 

Exfoliación según el área de tu cuerpo

exfoliar-la-piel

Algunas áreas del cuerpo pueden ser exfoliadas con más frecuencia que otras. Las zonas más sensibles como el rostro deben ser tratadas con extremo cuidado, antes, durante y después de la exfoliación.  

  • Rostro: debes exfoliar tu cara según tu tipo de piel. Si utilizas un método mecánico, usa tus dedos para dar un suave masaje circular y si utilizas un método químico, utiliza un algodón o toallita para aplicar el producto. Siempre consulta con tu dermatólogo cuál es el método más seguro y efectivo para ti.
  • Brazos y piernas: utiliza un cepillo o guante para exfoliar las piernas de forma más efectiva y rápida. Luego, puedes aplicar una crema hidratante por toda la zona. Este masaje, además de eliminar las células muertas también estimula la circulación sanguínea. 
  • Manos y pies: puedes utilizar un peeling casero o comercial para exfoliar tus manos y pies. En el caso de los pies, también puedes utilizar una piedra pómez. 
  • Área púbica: esta zona también se puede exfoliar pero siempre debes hacerlo sobre la piel húmeda y utilizar, preferiblemente tus manos o un guante. Aplica el exfoliante, masajea suavemente y retira con abundante agua tibia.

¿Con cuánta frecuencia debes exfoliar tu piel? 

La frecuencia de exfoliación dependerá tanto del método como del área y tipo de piel. Por ejemplo, las exfoliaciones químicas suelen ser más fuertes y deben ser aplicadas según las indicaciones de un dermatólogo.

La exfoliación mecánica, por otro lado, puede aplicarse una vez a la semana en la piel grasa y una vez cada dos semanas en la piel más seca o sensible. 

Principales beneficios de la exfoliación

La exfoliación es un tratamiento de belleza rápido, económico y muy efectivo. Su principal beneficio es lucir una piel más saludable, brillante y hermosa.

  • Elimina las células muertas que se acumulan en la capa superficial de la piel
  • Mejora la circulación
  • Fomenta la renovación de la piel
  • Permite una mejor absorción de nutrientes

¿Cuándo debes dejar de exfoliar tu piel?

Si tu piel está roja, inflamada o sensible o si utilizas algún medicamento contra el acné como el retinol y peróxido de benzoilo no debes exfoliarla. 

Por otro lado, recuerda no aplicar este tratamiento si tienes alguna quemadura, corte o herida. Si, además, tu piel es muy sensible o sufres de algún otro problema dermatológico, siempre debes consultar con tu dermatólogo las opciones disponibles.