¿Cómo hacer un exfoliante para pies?

Los pies es la parte del cuerpo a la que solemos prestar menos atención, los descuidamos y luego resulta un poco más complicado recuperar su belleza natural.

Sin embargo, mimarlos, cuidarlos y lograr que luzcan hermosos es mucho más fácil de lo que te imaginas. Tan solo debes aprender cómo hacer un exfoliante para pies natural y así conseguirás tenerlos suaves, sin callosidades y hermosos todo el tiempo. 

¿Cómo hacer un exfoliante para pies?

El exfoliante es una forma práctica y sencilla de proporcionarle a nuestros pies todo el cuidado que necesitan. Un buen exfoliante es el aliado perfecto para eliminar las células muertas, durezas y al mismo tiempo humectar la piel. 

Bastará con que hagas una mascarilla exfoliante casera semanalmente, como mínimo, para que tus pies recuperen, poco a poco, su salud y belleza natural. ¿Lo mejor? Al hacerlo en casa te aseguras de utilizar verdaderos ingredientes naturales.

¿Cómo debes hacer la exfoliación? Aplica la mezcla sobre tus pies mientras te haces un suave masaje. Puedes utilizar un cepillo exfoliante o una piedra pómez para obtener mejores resultados. Luego, simplemente enjuaga y limpia tus pies como de costumbre, y después aplica una crema hidratante específica para esta área del cuerpo. 

exfoliante

Exfoliante de sal, azúcar y aceite de oliva 

De todas las opciones de exfoliantes caseros, este es uno de los más efectivos para eliminar asperezas y callos. Una forma sencilla y barata para mantener nuestros pies sanos y hermosos.

Ingredientes:

  • ½ taza de sal marina
  • ½ taza de azúcar
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • Opcional: puedes agregar unas gotas de aceite esencial para un mejor aroma

¿Cómo hacerlo?

  1. Agrega el azúcar y la sal en un bowl y remueve ambos ingredientes muy bien hasta que se mezclen por completo.
  2. Luego, incorpora, poco a poco, el aceite de oliva y continúa removiendo hasta formar una pasta. Puedes aplicar la mezcla inmediatamente o guardarla en un frasco limpio con tapa hermética en un lugar seco. 

Exfoliante de bicarbonato de sodio

Si hay un ingrediente que es muy efectivo para eliminar la piel muerta de los pies, es el bicarbonato de sodio, ya que es ligeramente abrasivo. Es justamente por esa razón que es tan utilizado en la industria cosmética. 

Ingredientes:

  • 1 taza bicarbonato de sodio
  • 3 a 6 cucharadas de un aceite de tu elección (oliva, jojoba, almendra)

¿Cómo hacerlo?

Combina ambos ingredientes en un bowl o tazón, agregando el aceite de una cucharada a la vez. 

Asegúrate de remover muy bien hasta que se integren a la perfección y aplícalo en tus pies o al igual que el exfoliante anterior, guárdalo para más tarde. Con este exfoliante con bicarbonato tus pies quedarán suaves desde la primera aplicación, aunque debes utilizarlo de forma continua para mejores resultados.

Exfoliante de manteca de karité y miel

Si buscas un exfoliante y humectante natural, debes probar esta receta casera, simple de hacer y muy poderosa. Tanto la miel como la manteca de karité son humectantes naturales que proporcionan numerosos beneficios a la piel.

Ingredientes:

  • ½ taza de harina de avena
  • 1/3 taza de manteca de karité 
  • 3 a 5 cucharadas de miel pura

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla la harina y la manteca en un tazón e incorpora, poco a poco, las cucharadas de miel sin dejar de remover.
  2. Remueve muy bien hasta obtener una pasta uniforme. Aplícala inmediatamente  o guárdala en un lugar fresco y hermético para más tarde.

Exfoliante de café y azúcar de coco

El café es un ingrediente versátil muy utilizado en la cosmética, por eso no es de extrañar que sea el protagonista de uno de estos exfoliantes caseros y naturales.

Ingredientes:

  • ½ taza de café molino frío
  • ½ taza de azúcar
  • 1/3 taza de aceite de coco
  • Opcional: 1 cucharadita de esencia de vainilla

¿Cómo hacerlo?

  1. Calienta el aceite de coco hasta que esté completamente derretido.
  2. En un tazón mezcla el café molido, el azúcar e incorpora el aceite de coco derretido mientras remueves constantemente hasta obtener una pasta uniforme. En este punto también puedes agregar la esencia de vainilla.
  3. Usa el exfoliante casero inmediatamente o guárdalo en un frasco hermético. 

Exfoliante ACV

exfoliantes-caseros

Este exfoliante tiene ingredientes que estimulan los ácidos lácticos, cítricos y málicos. Es un exfoliante casero pero con un impulso químico, ideal para pies más maltratados y que requieren de una ayuda extra para recuperar su suavidad.

Ingredientes:

  • 1/3 taza de aceite de jojoba
  • 1 taza de harina de avena
  • ½ taza de aloe vera
  • Un chorrito de vinagre de sidra de manzana

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla suavemente la harina de avena y el aceite de jojoba.
  2. Cuando obtengas una mezcla suave y uniforme, agrega el aloe vera y un chorrito de vinagre de sidra de manzana y remueve nuevamente para que todos los ingredientes se integren.
  3. Usa inmediatamente o guarda en un frasco con tapa hermética para preservarlo por más tiempo.

Exfoliante de menta

La menta es el ingrediente ideal para un poderoso exfoliante, ya que humecta y calma la piel. Para potenciar su poder, es importante combinarlo con azúcar y un aceite de oliva o de coco.

Ingredientes: 

  • 1 taza de azúcar
  • Aceite de oliva o de coco
  • Gotas de aceite esencial de menta

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla el azúcar con el aceite de tu preferencia. Asegúrate de agregar poco a poco el aceite hasta que observes que se forma una pasta uniforme pero de consistencia firme.
  2. Agrega unas gotas de aceite esencial de menta y remueve nuevamente para que se integre.
  3. Transfiere la mezcla a un envase limpio con tapa hermética para que puedas utilizar en la ducha para exfoliar tus pies o simplemente mimarlos cuando estén adoloridos.

Exfoliante de limón

Al igual que la menta, el limón tiene un poder increíble para refrescar, por eso es una buena idea incluirlo en los exfoliantes naturales. Eso sí, este exfoliante debes retirarlo con abundante agua a los cinco minutos de aplicado (como máximo), de lo contrario puede manchar tu piel.

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar
  • 1/3 taza de aceite de almendras
  • Un chorrito de aceite esencial de limón

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla el azúcar y el aceite de almendras en un tazón limpio hasta obtener una pasta uniforme.
  2. Incorpora las gotas de aceite esencial de limón y mezcla nuevamente. La consistencia debe ser húmeda y firme.
  3. Transfiere el exfoliante a un envase limpio para usarlo con más comodidad. 

Exfoliante de leche

La leche es un excelente ingrediente para tratar la piel muy áspera y los talones agrietados. Si tus pies están muy maltratados, debes probar este poderoso exfoliante.

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 5 tazas de agua tibia
  • 4 cucharadas de azúcar
  • ½ taza aceite de bebé
  • Piedra pómez
  • Crema hidratante
  • Calcetines

¿Cómo hacerlo?

  • Mezcla el azúcar y el aceite de bebé hasta conseguir una pasta espesa y reserva.
  • En un recipiente para pies, agregar la leche y el agua tibia. Mezcla e introduce tus pies durante 10 minutos.
  • Transcurrido el tiempo anterior, seca tus pies y aplica el exfoliante de aceite de bebé y azúcar. Masajea suavemente y utiliza la piedra pómez para eliminar las asperezas. 
  • Finalmente, lava tus pies, seca con suavidad, aplica una crema hidratante espesa y colócate calcetines para potenciar el efecto hidratante. 

Baño para pies adoloridos

El vinagre es clave para reducir la inflamación, por eso es importante incluirlo si tenemos los pies hinchados y adoloridos. 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de vinagre
  • Sal marina
  • Agua caliente
  • Agua fría

¿Cómo hacerlo?

  1. En un recipiente para pies agrega agua caliente, sal marina y el vinagre. Mezcla bien e introduce los pies durante 20 minutos.
  2. Transcurrido el tiempo anterior, repite el mismo procedimiento pero con agua fría.

Finalmente, seca tus pies con suavidad y aplica un poco de crema hidratante. Puedes repetir este baño todas las veces que desees, es muy efectivo para aliviar el dolor y reducir la inflamación.