Los 8 mejores rizadores de pestañas para curvar tus pestañas

Para abrir la mirada, curvar las pestañas y agrandar los ojos no basta utilizar miles de capas de rímel. El verdadero truco está en preparar las pestañas con una herramienta que las pondrá hermosas al instante. Se trata del rizador de pestaña, un artefacto que debería estar en el neceser de cualquier amante del maquillaje. 

Si crees que un rizador de pestañas no tiene ninguna utilidad, entonces te equivocas, porque esta pequeña herramienta junto a un buen rímel pueden ser el truco estrella para lograr unas pestañas de escándalo. Por ese motivo, podrás conocer en este artículo los 8 mejores rizadores de pestañas que lograrán estilizar tu mirada al instante. 

¿Cuál es el mejor rizador de pestañas?

Hay muchos trucos para rizar las pestañas, incluyendo el uso de la cuchara. Aún así, los rizadores de pestañas manual siguen siendo los más efectivos. Si crees que estos son intimidantes porque parecen herramientas de tortura, entonces quizás sea hora de que tomes en cuenta lo necesario para escoger el mejor rizador para ti. 

Lo básico es saber que un rizador no debería ni pellizcar ni arrancarte ninguna pestaña. De hecho, muchas personas creen que usar rizadores de pestañas las debilita y las rompe, pero en realidad esto no debería suceder si utilizas un buen producto y lo aprovechas de forma correcta. En este artículo te dejamos el siguiente listado de referencia. 

A continuación te presentamos los mejores rizadores de pestañas:

1. El más recomendado: Tweezerman Studio Collection Rizador Promaster

TWEEZERMAN Studio Collection ProMaster - Pinzas...   

Ver en AMAZON 

El rizador de Tweezerman tiene 38° de curva, así que puede ser una buena opción para los ojos almendrados y profundos. Es bastante cómodo de utilizar y calza bien en el párpado, incluso en los bordes, para no perder ninguna pestaña.

Tiene un mango delgado y con agujeros para los dedos, lo que es conveniente si estás iniciando en el rizado de pestañas y necesitas mayor firmeza al momento de sujetarlo. Posee 3 almohadillas de repuesto para que no tengas que buscarlas a última hora. Estas almohadillas de silicona son hipoalergénicas, así que no tendrás que preocuparte por irritaciones en tus ojos. 


2. El mejor de relación calidad precio: Rizador de pestañas Shiseido SMK

Shiseido - Rizador de pestañas SMK eyelash curler   

Ver en AMAZON 

Este rizador tiene un diseño intuitivo y práctico, lo que facilita su uso porque no tienes que hacer mucha fuerza al momento de rizar tus pestañas. De esta forma, puedes evitar pellizcar o quebrarlas.

Su curva no es muy marcada, por lo que puede ser una buena opción para los ojos pequeños y no tan profundos, porque así puede abarcar todas las pestañas desde la raíz hasta las puntas, haciendo el efecto de curvatura duradero. También puede usarse con pestañas cortas.

Su única desventaja es que no posee varios recambios, solo uno, así que después tendrías que buscar los demás por tu cuenta.

3. El más práctico: Rizador de pestañas Revlon

Revlon rizador de pestañas   

Ver en AMAZON 

Este rizador ha sido un best seller en muchos países y no es para menos, pues tiene un diseño bastante peculiar y atractivo que llama la atención rápido. Aunque es de metal, el mango posee acabados de goma con textura para que tus dedos no se resbalen mientras lo usas.

Además, uno de los agarres del mango es más largo para que sea más fácil presionarlo mientras rizas las pestañas. Su curvatura es intermedia, así que podría ser muy útil si tus ojos son almendrados o profundos pero no tan saltones. Caso contrario, podrías necesitar un rizador más curvado.

Posee una almohadilla de repuesto dentro de su empaque. 

4. La mejor opción low cost: Set de Rizador de pestañas con recambios Beter

Beter 22995 - Rizapestañas dorado con recambios...   

Ver en AMAZON 

¿Tienes ojos medianos, almendrados y profundos pero con pestañas caídas? Quizás podrías agrandar tu mirada con este rizador de Beter, el cual tiene una curvatura adecuada para ojos medianos. Calza bastante bien en todo el párpado, facilitando el rizado duradero de tus pestañas.

Posee un mango ergonómico y de retorno automático. Además, su diseño es elegante y su mango posee agujeros para ingresar los dedos con facilidad y tener mejor agarre. El mayor beneficio de este rizador es que posee no una sino 5 almohadillas de repuesto. 

Las almohadillas son de silicona hipoalergénica, así que no causa irritaciones en tus ojos y tampoco lastima tus pestañas. Por su precio, vale la pena todo lo que trae.


5. El mejor rizador de pestañas térmico: Mini rizador de pestañas Scobuty

Rizador de Pestañas Calentado,Rizador de...   

Ver en AMAZON 

Si lo que buscas es un accesorio de belleza innovador, entonces este rizador de pestañas térmico podría ser una buena opción. Este producto no es para nada similar a los rizadores convencionales porque es más pequeño y posee ajuste digital de temperatura.

Se calienta en 10 segundos, y posee 2 opciones de temperatura, una de 65° C y otra de 85° C. Con la primera opción el rizado es más leve y natural, mientras que la segunda riza las pestañas de forma más dramática.

Este rizador es portátil y compacto, por lo que no causa ningún daño en tus ojos si se usa con cuidado. Además, el set incluye su cargador y cepillo de limpieza. 


6. El más duradero: Rizador de pestañas Kevyn Aucoin

Rizador de pestañas 1 ea de Kevyn Aucoin   

Ver en AMAZON 

Este rizador delgado y profesional es bastante práctico, sobre todo si buscas algo que rize bien tus pestañas pero que no llame mucho la atención. Pese a su diseño minimalista y clásico, este rizador es uno de los favoritos de muchas celebrities.

Tiene un agarre firme y cómodo debido a su mango con agujeros incorporados para ingresar los dedos. Su curvatura es marcada, pero tiene la suficiente amplitud para calzar bien en el párpado. Además, lo puedes usar boca abajo para rizar las pestañas inferiores gracias a su practicidad en el agarre.

El material es duradero, pero como pequeño inconveniente está que solo posee una almohadilla de repuesto.

7. El más cómodo: Rizador de pestañas Majestik+

Rizador de pestañas con almohadillas de repuesto...   

Ver en AMAZON 

¿Prefieres los rizadores con un mango grueso y firme? Con sinceridad, estos suelen ser mis favoritos. Podrían servirte si quieres evitar los rizadores demasiado delgados.

Puedes optar por esta opción de Majestik+ que tiene un mango de goma antiresbalante, además que la combinación del negro y el dorado es muy elegante. Este rizador tiene poca curvatura y 36 mm de longitud, lo que lo hace conveniente si tienes pestañas cortas y ojos pequeños o medianos, sin tanta profundidad.

También es útil para ojos monolidos justamente por el tamaño que posee. Cuenta con 4 almohadillas de repuesto en su cajita.


8. El mejor kit para principiantes: Set de rizador de pestañas Hocosy

Rizador de pestaña, HOCOSY pinzas de depilar,...   

Ver en AMAZON 

Si lo que buscas es un set completo que embellezca no solo tus pestañas con un rizador, sino tus cejas y todo tu rostro, entonces podrías aprovechar este set de Hocosy. 

El set incluye: rizador de pestañas, pinza, afeitadora de cejas, pinza para pestañas postizas, tijera para cejas, cortapelos de nariz, peine para cejas, removedor de puntos negros, aguja de acné, espejo mini y una pinza especial para las orejas. 

Es un set bastante completo a buen precio, además que su rizador es de fácil agarre y mango antiresbalante para que no te lastimes mientras lo utilizas. Eso sí, no incluye recambio. 


¿Qué es un rizador de pestañas?

rizador-de-pestañas

El famoso rizador de pestañas es una herramienta mecánica que se utiliza, como su nombre lo indica, para rizar la pestañas y así lograr agrandar la mirada. Suele ser utilizado con mucha frecuencia en las pestañas superiores, aunque se puede usar en las pestañas inferiores. 

La mayoría de sus presentaciones tienen una forma similar a la de una tijera, pero con la cabeza como una abrazadera con una almohadilla de silicona o goma para evitar que las pestañas se quiebren. Aún así, ahora puedes encontrar rizadores con diferentes tamaños y curvaturas, sin limitarse al diseño tradicional.  

Como notarás, su uso es solo cosmético, y es un artefacto infalible para brindarle mayor dramatismo a la mirada. Algo interesante de este artefacto es que se fue popularizando con los años, pero su creación data de 1930. En la actualidad, es necesario para poder notar una diferencia en los ojos, incluso si no utilizas rímel, pues su efecto de rizado es eficaz.

Consejos para escoger el mejor rizador de pestañas 

Rizador de Pestañas, Herramienta para Rizar las...   

Es muy difícil que un rizador se convierta en la temida herramienta de tortura que unos cuantos mencionan. Si deseas evitar que este sea tu caso, entonces es conveniente que leas las siguientes recomendaciones para obtener un rizador de alta calidad y que no destruya tus pestañas.

¿Qué tan curvado debería ser mi rizador?

Cuando hablamos de rizadores de pestañas, la curvatura importa, y bastante. Los rizadores suelen tener diferentes curvaturas, así que tienes que escoger uno que se adecúe a tu estructura facial. 

Para que tengas una referencia, toma en cuenta lo siguiente: los rizadores más planos son ideales para ojos y párpados más pequeños ya que esta curvatura puede calzar con mayor precisión en la línea de los párpados. Ahora bien, los rizadores con una curvatura mayor, como el de Shiseido, son buenos para los ojos almendrados, sobre todo porque la curva no es tán redonda y tiene un tamaño más universal. 

Si tus ojos son más redondos y grandes, con párpados más notorios, entonces necesitarás un rizador bastante curvado porque los que son más planos no calzarán bien en la raíces de tus pestañas y tampoco podrá abarcarlas todas. Un buen rizador para este caso es el de Kevin Aucoin, pues tiene la curvatura bastante marcada. 

De todas formas es esencial usar el rizador lo más cerca de la raíz del párpado posible para que los resultados sean eficaces. 

¿Me va a pellizcar el párpado?

A cualquiera le puede doler un pellizco en una zona tan delicada como los párpados, al punto que fácilmente podría hacerte llorar. Por lo tanto, es importante que consideres lo siguiente para evitar esa terrible sensación con un rizador: 

Si tienes los ojos pequeños y con párpados planos, evita los rizadores demasiado curvados porque podrían lastimarte en las esquinas de tus ojos y causarte el pellizco doloroso.

Si tus ojos son grandes, entonces opta por rizadores más curvados y amplios que puedan abarcar todas tus pestañas. 

Otro truco para no terminar con el párpado lastimado es ir rizando las pestañas poco a poco sin hacer tanta presión con la mano. También puedes optar por comprar rizadores con agarraderas de plástico y no de metal, pues las de plástico suelen ser más suaves ante cualquier accidente que las metálicas. 

¿Qué tan grandes y profundos son mis ojos?

Para saber el tamaño y la profundidad de tus ojos, simplemente mírate en el espejo y trata de ir moviendo tu rostro, sobre todo con un ángulo en el que notes tu perfil. De esta forma, podrás descubrir con mayor precisión si tus ojos son grandes, pequeños, almendrados y también si son más saltones o profundos.

En caso tal que tengas ojos muy profundos, pequeños y de poco párpado, o incluso ojos monolidos (comunes en muchos asiáticos, como los coreanos y los japoneses), lo mejor que puedes hacer es optar por los rizadores mini. Estos rizadores no suelen tener forma de tijera, y carecen de curvatura. 

Un ejemplo de ello es el Eyelash Curler de Shu Uemura, aunque hay opciones más económicas. Estos rizadores mini requieren un poco más de práctica, pero una vez que dominas la técnica, se vuelven un gran aliado para resaltar tus ojos pequeños. 

Otra ventaja de estos rizadores para ojos pocos profundos es que, al no poseer curvatura, es muy difícil que te pellizque los párpados o te quiebre las pestañas por accidente. 

¿Y si tengo las pestañas pequeñas?

Incluso si tienes las pestañas muy pequeñas, ten por seguro que hay un rizador para ti. Tal es el caso de los Mini Point Curlers o rizadores de punta, que se caracterizan por tener un tamaño más pequeño y compacto. Estos rizadores calzan perfecto en las pestañas cortas y rectas, dándole mayor volumen y curvatura. 

En caso tal que sigas prefiriendo un rizador tradicional, entonces opta por aquellos que no tienen una curvatura tan profunda y que puedan calzar bien en todo tu párpado para evitar que tus pestañas se quiebren. 

¿Metal o plástico?

Tanto los rizadores de metal como los rizadores de plástico tienen sus pros y contra. En el caso de los rizadores de metal, estos son más duraderos y te dan mayor precisión al momento de presionarlos sin temor a que se quiebre el rizador. 

Ahora bien, si tu piel es sensible, eres alérgica al metal, o simplemente te intimidan los rizadores metálicos, entonces puedes optar por los de plástico. Estos no son tan rígidos como los de metal, pero tampoco son tan duraderos, por lo que tendrás que reemplazarlos más seguido. Aún así, es conveniente para evitar alergias, sobre todo porque son muy económicos.

Como dato extra, estos rizadores plásticos son perfectos para llevarlos en el portacosméticos porque son prácticos. Una buena alternativa para tus viajes. 

¿Caliente o no?

Aquí es donde entra uno de los mayores debates de las tendencias de belleza: saber si es conveniente usar un rizador caliente o térmico para las pestañas. Para ello te dejo los siguientes consejos, así te evitas la tarea de investigar por largas horas en Google: 

Lo mejor para pestañas frágiles: si tus pestañas suelen quebrarse con facilidad, lo último que deberías hacer es usar a cada rato un rizador tradicional. En ese caso puedes utilizar los rizadores térmicos porque con un toque leve ya se rizan tus pestañas (gracias al efecto del calor también, por supuesto).

Ni presión ni accidentes. Esta es la mayor ventaja de los rizadores térmicos, que no necesitas ejercer presión para rizar la pestaña y que además es poco probable que tengas accidentes con ellos (o al menos no tanto como podría pasar con un rizador mecánico).

Riza y también peina. Así como lo lees, estos rizadores también peinan tus pestañas para que todas queden en la misma dirección. Una gran ventaja si tus pestañas suelen alborotarse con facilidad y despeinarse como si tuviesen vida propia.

Una excelente opción después de la máscara. Me ha pasado que luego de rizar las pestañas, le aplico solo una capa de rímel y ya de inmediato se caen. Es ahí cuando te digo que en vez de volver a acudir a un rizador tradicional, puedes optar por el térmico para darles un extra de volumen. No es conveniente volver a rizarlas con uno mecánico porque más bien podría romperlas (recuerda que ya tendrían el peso extra del rímel).

En pocas palabras, los rizadores térmicos no son para todo el mundo, pero pueden ser muy útiles si tus pestañas son frágiles o quieres un extra de volumen luego de usar tu rímel favorito. 

No te olvides de los recambios

En algún momento las almohadillas de tu rizador se empezarán a desprender, por lo que será necesario reemplazarlas. Te puedo decir que esto puede ser algo difícil o fácil dependiendo de donde vivas y también el rizador que obtengas, así que tómalo en cuenta. 

Eso sí, para tu suerte, la mayoría de los rizadores profesionales ya incluyen un set de recambio con al menos 3 o séis piezas. Pero hay otros rizadores, como el de Shu Uemura, que no venden reemplazos, lo que hace inevitable comprar otro rizador. 

Como consejo, toma en cuenta este mínimo detalle antes de comprar tu rizador para no terminar corriendo a última hora buscando un recambio (o un nuevo rizador). 

¿Cómo usar el rizador de pestañas?

Los rizadores pueden ser un poco intimidantes al principio, sobre todo si no los has usado antes. Seamos sinceras, la idea de ver un objeto parecido a una tijera cerca de tu párpado puede dar miedo, sobre todo por lo que podemos imaginar que saldría mal. 

Lo cierto es que usar un rizador es bastante sencillo. Una vez que lo dominas, pierdes el miedo a usarlo y así se convierte en un implemento necesario para tu maquillaje. Recuerda que este siempre debería de ser el paso anterior al rímel para lograr unas pestañas más rizadas y voluminosas. 

Para utilizarlo, observa su curva primero, sobre todo para diferenciar la parte interna y externa. 

La parte interna del rizador tiene una almohadilla especial y es la que debe colocarse lo más cerca a la raíz de las pestañas. Una vez ubicas el rizador en esta zona, lo vas presionando poco a poco para ir rizando las pestañas.

Para lograr un resultado duradero, trata de ir curveando las pestañas con el rizador en 3 partes (presionando 3 veces), y mantén la última presión por 10 segundos. Haz esto lo más suave y delicado posible, pues eso es lo que evitará accidentes. 


Preguntas Frecuentes

¿Los rizadores de pestañas realmente hacen una diferencia?

Los rizadores son unas de las herramientas más ignoradas en el maquillaje, al menos por aquellos que no se dedican al maquillaje profesionalmente. Pero a pesar de eso, el rizador puede hacer una gran diferencia en la apariencia de las pestañas porque las  hace más voluminosas y largas sin siquiera usar el rímel.

¿Cómo saber si el rizador es bueno?

Un buen rizador de pestaña necesita tener un diseño práctico e intuitivo. De todas formas, puedes intentar probar diferentes rizadores hasta que alguno calce el tamaño de tu ojo. Eso sí, esta labor se vuelve más sencilla cuando ya tienes una idea del tamaño y la profundidad de tu ojo antes de hacer la compra.

¿Puedo obtener extensiones de pestañas si no tengo pestañas? 

 Si no tienes pestañas naturales, las extensiones no servirán. Las extensiones se colocan sobre las pestañas naturales, por lo que estas deben estar fuertes y saludables. A diferencia de otros procesos, las extensiones de pestañas no pueden ir sobre párpados que no tengan pestañas. 

¿Los rizadores de pestañas son malos para las pestañas?

Está bien usar los rizadores de pestañas ocasionalmente, incluso de forma diaria (dando descansos de vez en cuando). Estos artefactos no son peligrosos, pero para que no lastimen tus pestañas, tienen que ser usados con cuidado, sino, las quebrará y debilitará (algo que quieres evitar, obviamente).

¿Cuánto dura un rizador de pestañas?

Los rizadores de pestañas convencionales suelen traer un par de repuestos para la almohadilla donde colocas tus pestañas. Estas almohadillas pueden durar hasta tres meses, y de ahí toca reemplazarlas. En cuanto al aparato, dependerá de la marca, pues algunos pueden durar un par de años mientras estén bien cuidados.