¿Retinol o ácido hialurónico? ¿Cuál es el mejor para tu rostro?

¡Alto ahí beauty lover! Es muy probable que tengas dudas sobre cuál ingrediente activo te conviene más: retinol o ácido hialurónico.

No te preocupes, en este artículo sabrás cuáles son sus efectos en el rostro, de qué forman mejora la elasticidad de tu piel y cuál es EL MEJOR para cubrir tus necesidades.

¿Qué es el Retinol?

Es un compuesto que regenera las células de colágeno y la elastina de tu piel, lo que la hace más lozana y flexible a largo plazo, hasta ahí todo bien, pero ¿por qué este compuesto es tan efectivo?

Los retinoides son derivados de la Vitamina A, y de todos estos, el retinol es el más potente justamente por su efecto antienvejecimiento y antioxidante. Al aplicarse en el rostro se convierte en ácido retinoico, y ahí surge la magia para que tu piel se vea más saludable.

El retinol es el ingrediente activo más potente, al menos hasta ahora, para evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión en el rostro ¡Es como una pócima de juventud casi infinita! (lástima que no sea infinita ¿eh?)

¿Cuáles son los beneficios del retinol?

Si hago una lista con TODOS los beneficios de este ácido termino escribiendo un libro, así que mejor te enlisto los más populares:

  • Regenera la piel envejecida, aumentando la formación de colágeno.
  • Complementa los tratamientos de manchas solares, disminuyendo la apariencia de estas manchas en el rostro.
  • Aporta mayor luminosidad a la piel.
  • Ayuda a controlar el Melasma.
  • Regula la producción de sebo.

El retinol es un “todo en uno”. Te ofrece un sinfín de beneficios en una sola botellita de suero y por eso es el MEJOR antiedad para muchas personas.

Conviene usarlo antes de que aparezcan las primeras arrugas, pero con mucho cuidado, porque como todo, tiene su lado negativo, y es lo que te explicaré a continuación.

retinol

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

El ácido retinoico parece el ingrediente magistral que te eliminará todas las arrugas (al menos las menos pronunciadas) en cuestión de semanas, pero ¿es tan bueno como dicen?

En realidad, sí es bastante bueno, pero por ser tan eficaz, también tiene algunos efectos secundarios, entre esos:

  • Las pieles secas y sensibles pueden irritarse al iniciar un tratamiento con retinol.
  • Solo lo puedes usar de noche porque puede manchar el rostro al usarse de día.
  • Es obligatorio usar mucho bloqueador solar al día siguiente de aplicarlo.
  • Puede producir descamación en ciertas zonas del rostro.

CONSEJO

Usa bloqueador solar SIEMPRE, no solo luego de aplicarte retinol. El bloqueador solar es otro ingrediente mágico para reducir arrugas.

Te aviso que estos efectos secundarios varían, y que el porcentaje de retinol que uses puede ser el mayor detonante. Si eres primeriza en este tema, mejor acude a un especialista para que lo agregues a tu rutina poco a poco.

¿Qué es el ácido hialurónico?

A diferencia del retinol, el ácido hialurónico es un derivado de los polisacáridos, una variedad de azúcar con una gran capacidad de retención de agua. Este ácido actúa como un humectante natural que mantiene tu piel lozana y jugosa.

DATO CURIOSO

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en la piel, pero lo vamos perdiendo con el pasar de los años.

Este ácido es muy eficaz porque puede retener el equivalente a miles de veces su peso en moléculas de agua, de ahí a que sea un humectante perfecto.

Pero esa no es su única función. El ácido hialurónico también estimula la formación de colágeno, evitando arruguitas antes de tiempo.

¿Cuáles son los beneficios de este ácido?

La mayor ventaja de este ácido es que básicamente CUALQUIER TIPO DE PIEL puede usarlo, y cuando digo cualquier tipo, incluyo pieles sensibles. Otros de sus beneficios son:

  • Su efecto humectante es tan potente que repara la barrera protectora de la piel.
  • Trata el envejecimiento prematuro del rostro.
  • Corrige las líneas de expresión.
  • Es un antioxidante por excelencia, así que también protege tu rostro de radicales libres (contaminación ambiental, la peor pesadilla para tu carita).
  • No irrita la piel ni causa daños en la barrera cutánea ¡Es un ácido súper ligero!

¿Tiene efectos secundarios?

A diferencia del retinol, el ácido hialurónico es gentil con la piel del rostro, así que es muy difícil que te cause irritación o enrojecimiento. Tampoco agrava ni la rosácea ni ningún tipo de condición como el acné, es de hecho muy recomendado para calmar la piel ante estos problemas.

Pero, hay un detalle, y es que muchos cosméticos con este ácido suelen estar combinados con otros ingredientes que si pueden ser irritantes. Lo mejor que puedes hacer es revisar tu crema o sérum y asegurarte de que los otros ingredientes no irriten tu piel.

Este es el mejor suero para pieles sensibles o muy secas, y es una buena opción si deseas iniciarte en el mundo de los sueros. Como es tan gentil, no te causará ningún daño a largo plazo, y podrás proteger tu piel para reducir los signos de envejecimiento.

¿Retinol o ácido hialurónico: cuál es el mejor para tu tipo de piel?

tipo-de-piel

El ácido hialurónico repara e hidrata las capas superficiales de la piel, mientras que el retinol lo hace en diversas capas, incluyendo las más profundas.

En pocas palabras, el retinol es más potente al tratarse de un ingrediente que estimula el colágeno, reduce la secreción de sebo, te protege los radicales libres y aumenta la formación de elastina. Con todos esos efectos, hace que tu piel también produzca su propio ácido hialurónico sin problema.

Aunque a primera vista pareciera que el retinol gana la batalla, recuerda que, si tu piel es muy seca o sensible, quizás termine beneficiándose más del ácido hialurónico. Si tu piel es mixta o pro-acné, el retinol podría ser más potente y eficaz para ti.

Pareciera que hasta ahora es una decisión difícil entre el retinol o ácido hialurónico ¿verdad? pues no, también tienes la opción de USAR LOS DOS.

¿Puedo usar el ácido hialurónico y el retinol al mismo tiempo?

Es totalmente seguro usar el ácido hialurónico y el retinol al mismo tiempo. No tienes que partirte la cabeza tratando de escoger uno de los dos, puedes escoger ambos (aunque eso también dependerá de tu bolsillo).

La fama de ambos ingredientes en el skincare se debe a su capacidad de acoplarse tan bien para tratar el rostro con gentileza. Mientras el retinol evita la aparición de arrugas de manera muy potente, el ácido hialurónico calma tu rostro y reduce los efectos secundarios del retinol.

Esto es muy útil para evitar que los efectos secundarios arruinen tu día, sobre todo con el retinol. Por ejemplo, la tretinoína, una forma de retinoide que solo se obtiene por prescripción médica, puede causar un “efecto purga”. Es decir, enrojecer el rostro y hasta formar brotecitos en ciertas zonas.

¿Cómo tratar ese efecto purga y esos temidos brotes? con el ácido hialurónico. Es por eso que muchas personas que usan tretinoína también usan el ácido hialurónico en su rutina de cuidado de la piel.

Aunque los efectos secundarios del retinoide no duran mucho, pueden ser muy molestos (¡A nadie le gusta tener la cara roja como tomate!). Es conveniente tener la magia del ácido hialurónico al alcance para reducir esos efectos.

Cómo usar el ácido hialurónico con el retinol

Compraste tu sérum de retinol, tu ácido hialurónico, encendiste las velitas para empezar tu rutina de skincare y resulta ser que…no sabes cuál va primero ¿verdad?

No te preocupes, siguiendo estos pasos podrás darle a tu rostro todo el boost necesario con estos ingredientes:

  1. Lava tu rostro con agua tibia y con un limpiador facial gentil.
  2. Seca tu rostro con suavidad, sin frotar. No hay problema si queda todavía un poco húmedo, es más, es preferible que quede un poco de humedad al secarlo.
  3. Aplica un poco de tu suero o crema de retinol en el dedo. Con unas dos gotitas es suficiente, o si es en crema, con un tamaño similar al de una semilla. De ahí, espárcelo en tu rostro con gentileza y mucho cuidado.
  4. Espera de uno a dos minutos para que el retinol haga efecto en el rostro. Si quedan residuos en tus manos, lávalas con jabón.
  5. Masajea tu rostro suavemente para estimular la circulación, y ahora espera unos 20 minutos máximo para aplicar el suero o la crema con ácido hialurónico.
  6. Sella tu rutina con una crema hidratante, ¡Y listo!

Es muy fácil seguir esta rutina para cuidar tu rostro, pero recuerda que la decisión final la tienes tú.

Te recuerdo que, si tienes menos de 30 años y tu rostro no ha sufrido mucho daño, el ácido hialurónico es más que suficiente.

Pero si ya están apareciendo los primeros signos de edad, lo mejor es que empieces a incorporar el retinol a tu rutina.