Los 7 mejores aceites de pescado, una fuente de Omega 3

Los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados con muchos efectos beneficiosos en todo nuestro cuerpo: contrarrestan los niveles elevados de colesterol malo, mejoran la función cardíaca y tienen una acción beneficiosa sobre la vista, la salud del cabello, la piel y muchos otros órganos.

El problema está en que no es fácil obtener cantidades adecuadas de Omega 3 a partir de la dieta diaria ya que solo se encuentra en determinados tipos de alimentos como ciertos peces y frutos secos.

¿Cómo se hace entonces?

Muy simple, en el mercado hay muchos suplementos de omega 3 a base de aceite de pescado que pueden aportar la cantidad exacta que necesitamos de este gran nutriente.

En este artículo intentaremos comprender juntos cual es el mejor aceite de pescado disponible en las ventas en línea y las farmacias, cual escoger y donde comprarlo.

¿Cuál es el mejor suplemento de Omega 3?

Tal como sucede con todos los suplementos, también el de Omega 3 puede contener ingredientes no deseados o una concentración de ácidos grasos Omega 3 inferior a la que indica la etiqueta la cual, en la mayoría de los casos, resulta difícil de interpretar.

Los términos EPA, ALA y DHA pueden llegar a ser acrónimos sin sentido pero la verdad es que son la clave para elegir un buen suplemento nutricional de Omega 3.

Orientarse solos en el vasto mundo que representan estos suplementos nutricionales puede ser muy complicado, es por ello que decidimos hacer una reseña para nuestros lectores de los mejores suplementos de Omega 3 a base de aceite de pescado disponibles en el mercado, de esta forma podremos realizar una compra segura y sin sorpresas.

A continuación te presentamos los mejores suplementos de Omega 3 :

1. Aceite de pescado rico en Omega 3 – Rite-Flex

Omega 3 Aceite de Pescado 2000 mg 365 Soft Gel...   

Ver en AMAZON

Comenzamos hablando del aceite de pescado de Rite-Flex, una empresa de renombre en el sector de los suplementos nutricionales.

La confección contiene 365 cápsulas de gel suave que son muy suaves y fáciles de tragar, ideales para obtener nuestro aporte diario de ácidos grasos Omega 3 por todo un año. La cantidad de Omega 3 efectiva que contiene este suplemento está en torno a los 600 mg.

El producto cuenta con calidad garantizada en el Reino Unido, no contiene OMG ni alérgenos como gluten o lactosa. Se recomienda consumir de una a tres cápsulas por día, preferiblemente después de las comidas.

Contiene: Aceite de pescado Omega 3, cápsula (gelatina, glicerina), tocoferoles mixtos. 


2. Suplemento de Omega 3 para el control del colesterol y los triglicéridos – Enerzona Enervit

Enerzona Omega 3 Rx 240 Caps + 60 Caps - 400 g   

Ver en AMAZON

El suplemento nutricional de Omega 3 de EnerZona es ideal para quienes no consumen pescado regularmente.

Es un producto de calidad y pureza certificadas las cuales cuentan con el respaldo de la reputación de la empresa Enervit, líder en el campo de los suplementos para deportistas y para el uso cotidiano. La confección contiene 240 cápsulas, cada una de las cuales tiene en su interior 400 mg de EPA y 200 mg de DHA a fin de cubrir los requerimientos diarios Omega 3.

El precio es discretamente más elevado que el promedio pero su excelente relación calidad-precio justifica con creces esta diferencia.

Contiene: Omega 3, Gelatina grado alimentario, Agentes fortificantes (glicerol, pectina, cloruro de calcio), Antioxidantes (tocoferol, palmitato de L-ascorbilo, extracto de romero)


3. Aceite de Pescado rico en Omega 3 DHA y EPA – Omegor

Omegor Vitality 1000 - 90% de Omega-3 TG, EPA 535...   

Ver en AMAZON

Este suplemento de aceite de pescado rico en Omega 3 se puede comprar en diversos formatos, de 30, 60 y 90 cápsulas. El Omega 3 viene en forma de triglicéridos a fin de asegurar una absorción óptima a nivel intestinal.

La concentración de Omega 3 es muy alta, con una dosis conjunta entre DHA y EPA superior a los 900 mg de ácidos grasos efectivos. 

Este producto mantiene estándares de calidad muy altos al emplear tecnologías de destilación que permiten la purificación del aceite de pescado a fin de eliminar contaminantes y toxinas que puedan estar presentes en el mismo.

No es precisamente el suplemento más económico del mercado, pero hay que recordar que estamos hablando de un producto con un elevadísimo nivel de calidad el cual cuenta con Certificación IFOS desde 2006.

Contiene: Aceite de pescado titulado al 90% en triglicéridos, gelatina grado alimentario, agentes fortificantes, glicerol, vitamina E.


4. Cápsulas de aceite de pescado 100% natural – NutraVita

Omega 3 (2000 mg) - 660 mg de EPA y 440 mg de DHA...   

Ver en AMAZON

Contiene aceite de pescado puro producido en el Reino Unido. El suplemento de Omega 3 de NutraViva contiene 660 mg EPA y 440 mg de DHA por cápsula.

La confección contiene 240 cápsulas blandas de softgel, cantidad suficiente para ofrecer una cobertura por 120 días, de hecho el fabricante recomienda tomar dos pastillas al día, preferiblemente con las comidas.

NutraVita usa para este suplemento ingredientes naturales, libres de aromas y colorantes artificiales, así como libres de gluten y lactosa.

Contiene: Aceite de pescado con Omega 3, gelatina de origen bovino y glicerol para  la cápsula, extracto de tocoferol (antioxidante).

5. Suplemento Nutricional con Omega 3 de 1000 mg – Nu U Nutrition

Omega 3 | Aceite de Pescado | 1000 mg | 365...   

Ver en AMAZON

1.000 mg de aceite de pescado dentro del suplemento de  Nu U Nutrition, capaces de aportar aproximadamente 360 mg de ácidos grasos Omega 3 dentro de 365 cápsulas de gelatina blanda, suaves y fáciles de tragar. Lo suficiente para garantizar el aporte por un año.

El producto cuenta con una excelente relación calidad-precio al punto que cuenta con una garantía contra todo riesgo que cubre los 12 meses que debe durar el producto. De esta forma garantizan el reembolso  completo sin pedir explicaciones.

Según la indicación médica, es posible tomar de 1 a 3 cápsulas por día teniendo cuidado de no superar la dosis máxima recomendada.

Contiene: Omega 3 proveniente de aceite de pescado, cápsula (gelatina de origen bovino, glicerina), Tocoferoles mixtos. 

6. Aceite de Pescado con alta concentración de Omega 3 – AAVALABS

Omega 3 de Aceite de Pescado [2000 mg] - 800 mg...   

Ver en AMAZON

El suplemento de Omega 3 de AAVALABS contiene la concentración perfecta de EPA y DHA ya que 1.000 mg de producto aportan aproximadamente 600 mg de ácidos grasos Omega 3 puros.

El DHA contribuye al buen funcionamiento de los ojos y a la buena visión lo cual, en combinación con el EPA reduce el estrés oxidativo mejorando así la función cardíaca.

La presentación de este suplemento nutricional contiene 120 cápsulas que tienen un precio bastante bajo en comparación con la competencia, lo cual no evita que mantengan estándares de calidad mas bien buenos, empleando aceite de pescado obtenido de una actividad pesquera totalmente sustentable.

Contiene: Aceite de pescado, gelatina, glicerol, agua purificada, tocoferol d-alfa, aroma natural de limón.

7. Aceite de pescado, suplemento de ácidos grasos esenciales Omega 3 – Yamamoto Nutrition

Yamamoto Nutrition Fish Oil Suplemento de Ácido...   

Ver en AMAZON

Al hablar de suplementos nutricionales económicos, Yamamoto siempre es sinónimo de garantía, y este caso no es la excepción. El suplemento a base de aceite de pescado contiene 200 cápsulas de softgel, lo suficiente como para cubrir al menos 2 meses de uso del producto.

De hecho la dosis diaria recomendada es de 4 cápsulas que suman un total de 1.200 mg de ácidos grasos Omega 3. 

El aceite de pescado se somete a un delicado e innovador proceso de destilación que aumenta la pureza y elimina sustancias tóxicas o potencialmente perjudiciales que pueda contener el aceite de pescado natural.

Contiene: Extractos lipídicos de aceite de pescado concentrado con niveles elevados de EPA y DHA (obtenido mediante destilación molecular), cápsula (gelatina), humidificante: glicerol. Puede contener trazas de soya.  


Guía de los suplementos de Omega 3

suplemento-de-omega-3

Las grasas Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados muy importantes para nuestro organismo los cuales necesariamente deben ser consumidos a partir de fuentes externas mediante la alimentación.

Se encuentran sobre todo en el pescado, especialmente en los peces más grasos como la caballa, el salmón, bacalao, anchoas y atún, aunque también puede provenir de fuentes vegetales como los frutos secos. Estas son ricas en el precursor de los Omega 3, el ácido alfa-linolénico (ALA), presente en las nueces, las semillas de linaza y el aceite de soya.

Por el contrario, en los omega 3 de origen animal se encuentran fundamentalmente los ácidos eicosapentanoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) que forman una parte esencial de los suplementos nutricionales con Omega 3.

En el mercado también hay disponibles suplementos especiales con aceite de pescado que nos permiten obtener el aporte diario de Omega 3.

Veamos cuales son las características a las que se debe prestar atención cuando elegimos nuestro aceite de pescado.

Aceite de pescado y Omega 3: ¿para qué sirven?

Omega 3 2000mg + Vitaminas D3 y E | 1250mg EPA-DHA...

El aceite de pescado y los ácidos grasos Omega 3 que este contiene generalmente se usan para mejorar o incluso curar algunas enfermedades.

No existe una dosis diaria estándar ya que la misma depende de la edad, peso, tipo de Omega 3 y muchos otros factores. De manera general, muchas organizaciones recomiendan una dosis diaria que oscila entre 250 y 500 mg para un adulto sano.

Los efectos de los Omega 3 se dividen en efectos demostrados científicamente y propiedades que se esperan pero aún no se han demostrado.

Beneficios del aceite de pescado reconocidos científicamente

A lo largo de los años se han llevado a cabo numerosas investigaciones científicas con el objetivo de descubrir los efectos del Omega 3 en el cuerpo humano. Muchos descubrimientos se han realizado mientras otras propiedades esperadas desde el punto de vista teórico aún deben ser confirmadas.

Los beneficios reconocidos de manera universal y aceptados por la EFSA (entre regulador europeo para la seguridad alimentaria) son:

  • Contribuyen a mantener niveles óptimos de colesterol en sangre. El responsable de este efecto es principalmente el ácido alfa-linoleico (ALA).
  • Efecto protector sobre la salud del corazón y regulación de la presión arterial. Este efecto se logra a través del ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA).
  • Óptimo desarrollo de los ojos y del sistema nervioso del feto gracias a la acción del DHA en el Omega 3.
  • Propiedades teóricas

Al Omega 3 suelen atribuírsele con frecuencia otras propiedades que aún no han sido confirmadas pero que se esperan por la estructura química y además han sido observadas en las personas que consumen suplementos a base de aceite de pescado de manera regular.

Los Omega 3 tendrían la capacidad de actuar sobre un número muy amplio de órganos y aparatos, garantizando de esta forma el bienestar general de nuestro cuerpo. Se cree que estos ácidos grasos pueden tener un papel clave en los siguientes procesos:

  • Reduce la inflamación
  • Previene las arritmias cardíacas
  • Mejora el sistema inmunitario y las defensas contra las infecciones
  • Contrarresta las enfermedades autoinmunes
  • Tiene un papel protector contra las enfermedades de la piel como el acné y la psoriasis
  • Combate las patologías que afectan las articulaciones tales como la artritis
  • Estimula los procesos cognitivos, aumenta la memoria y contrarresta la depresión y la demencia
  • Ideal para los atletas ya que favorece el desarrollo muscular
  • Reducen los problemas oculares como la degeneración macular del anciano y el síndrome de ojo seco
  • Investigaciones recientes parecen poner en evidencia que juegan un papel en la lucha contra la calvicie y la alopecia.

Los ácidos grasos Omega 3 pueden presentarse de diversas formas

Omega 3 Aceite de Pescado - 400 Cápsulas de Alta...

Los procesos a los que se somete el aceite de pescado pueden modificar o al menos influenciar la estructura de los ácidos grasos presentes en este. Ello es muy importante ya que algunas formas se absorben a nivel intestinal mucho mejor que otras.

El aceite de pescado puede encontrarse en su forma natural (pescado o aceite de pescado no procesado) o también en una forma procesada y refinada.

  • Pescado

En cada tipo de pez hay una buena cantidad de Omega 3 el cual está presente en forma de ácidos grasos libres, fosfolípidos o triglicéridos.

Dado que los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados, los pescados que más aportan esta sustancia son los más grasosos, entre los que se cuentan el salmón, atún, pez  espada y algunas otras especies particularmente ricas en lípidos.

Respecto a la merluza la situación es controversial. Al ser muy consumido requiere un estudio detallado, pero la verdad es que se trata de un pez de carne magra por lo que para consumir la cantidad necesaria de Omega 3 sería necesario aumentar notablemente el tamaño de las porciones y, junto con estas, las calorías ingeridas.

  • Aceite de Pescado

En química se dice que lo igual disuelve lo igual. Debes saber muy bien que la grasa no se mezcla con agua, de hecho ambas sustancias se mantienen completamente separadas al  formarse islotes de aceite que flotan en el agua, sin embargo dicha grasa se disuelve muy bien en aceite, se dice entonces que se trata de una sustancia liposoluble.

Es por esto que el aceite de pescado concentra una gran cantidad de Omega 3 haciendo que esta sea la principal fuente de este nutriente vital.

Las grasas Omega 3 del aceite de pescado están presentes principalmente en forma de triglicéridos.

Es importante prestar atención a la calidad de los suplementos ya que los Omega 3 que contiene el aceite de pescado provienen de lo que estos comen ya que estos no tienen la capacidad de sintetizarlos sino que lo obtienen de las algas microscópicas o el plancton.

Así, estas sustancias tan beneficiosas se concentran en la grasa donde también lo hacen las toxinas tales como la dioxina, el mercurio y los bifenilos policlorados.

Es aquí donde entra en juego una destilación minuciosa de aceite de pescado la cual se debe realizar con maquinarias de última generación y técnicas innovadoras. De esta forma se eliminan las sustancias perjudiciales para el organismo, manteniendo intactos los ácidos grasos que necesitamos.

  • Aceite de Pescado Refinado

Normalmente estamos acostumbrados a asociar el término “refinado” a algo negativo.

Y la verdad no siempre es así. Los aceites de pescado refinados son sometidos a un procesamiento que convierte los triglicéridos en ésteres etílicos. De esta forma es posible balancear y a veces incluso aumentar la concentración de DHA y EPA en el aceite.

Algunos estudios parecen demostrar que la absorción de los Omega 3 a partir de los ésteres etílicos es menos eficiente que la de otras formas (como los triglicéridos). Los resultados de este estudio son, sin embargo, controversiales ya que existen otros experimentos que indican que no existe diferencia alguna en términos de absorción.

  • Triglicéridos re-esterificados

Los ésteres etílicos pueden, a través de reacciones químicas específicas, ser reconvertidos en triglicéridos los cuales se conocen como triglicéridos re-esterificados.

Esta forma de Omega 3 es muy conveniente para quien necesita disminuir los niveles de colesterol en la sangre ya que su consumo está asociado a una disminución de los valores de LDL, conocido como colesterol malo, toda vez que el colesterol bueno o HDL aumenta.

Aceite de pescado: consejos para la compra de suplementos nutricionales con Omega 3

El primer (y casi único) consejo que se debe seguir cuando se trata de comprar un suplemento de Omega 3 es: lee siempre los ingredientes en la etiqueta.

Los detalles a tener en cuenta son muchos, es por ello que te dejamos esta pequeña guía para lograr orientarse al leer la etiqueta, sin tener que llamar a un intérprete de jeroglíficos antiguos.

Se debe prestar especial atención a los siguientes ítems:

  • Tipo de grasas Omega 3

Trata de asegurarte siempre que el suplemento de Omega 3 que has elegido contenga EPA (ácido eicosapentanoico) o DHA (ácido docosahexaenoico). Estos son los más importantes entre los ácidos grasos Omega 3 por lo que a mayor concentración de estas moléculas, mejor.

En caso de tratarse de un suplemento de  origen vegetal este debe contener ALA (ácido alfa-linolénico).

  • Cantidad de Omega-3

Muchos fabricantes afirman en la etiqueta que cada cápsula de suplemento contiene 1.000 mg o más de aceite de pescado. Sin embargo en la etiqueta posterior podrás leer la dosis efectiva de EPA y DAH para luego sumarlas, rara vez entre ambos superarán los 600 mg.

  • Forma de los Omega-3

Como ya hemos dicho, los Omega 3 se encuentran de diversas formas en los suplementos de aceite de pescado. Para lograr la máxima absorción lo mejor son los Omega 3 en forma de ácidos grasos libres, fosfolípidos, triglicéridos y triglicéridos re-esterificados.

Por su parte los ésteres etílicos pueden ser más difíciles de absorber, por lo tanto no son tan recomendables en los casos de malabsorción.

  • Pureza y origen de los ingredientes

Hay productos que cuentan con certificación de calidad y origen verificado tal como el estándar GOED. En estos casos se puede estar seguro sobre la calidad del contenido y que este realmente contiene los ingredientes que se indican en la etiqueta.

  • Frescura

El aceite de pescado y los Omega 3 en general tienden a ponerse rancios después de algún tiempo con mucha facilidad. En este caso su olor se torna fuerte y pueden llegar a ser menos efectivos e incluso peligrosos.

Es por esto que siempre se debe verificar la fecha de caducidad muy bien así como la presencia eventual de antioxidantes como la vitamina E que reduzcan la velocidad de degradación.

  • Sustentabilidad

Lo mejor sería comprar aceite de pescado que cuente con certificación por parte de organizaciones para el cuidado del medio ambiente tales como el GEF o el fondo mundial para el ambiente; de esta forma estamos seguros acerca del bajo impacto ambiental del producto que hemos elegido.

Por lo general, si se extrae el aceite de pescado de especímenes pequeños con un ciclo vital breve es más sustentable desde el punto de vista de los ecosistemas marinos.

¿Cuáles son los suplementos de Omega 3?

El consumo regular de un suplemento nutricional que contenga aceite de pescado es siempre una elección acertada si se quiere mejorar el estado de salud.

Sin embargo hay que recordar que el aceite de pescado natural no suele contener más del 30% de los ácidos grasos Omega 3 EPA y DHA, el resto está compuesto por otros ácidos grasos y, se sabe muy bien, que demasiada grasa no hace mucho bien.

En el mercado hay disponibles suplementos que contienen concentraciones más elevadas de omega 3, ofreciendo fórmulas en las que el EPA y el DHA alcanzan hasta el 90% del total de grasas contenidas en el aceite de pescado.

Para mejorar aún más los efectos de nuestro suplemento de omega 3 debemos tratar de elegir uno que contenga el omega 3 bajo la forma de triglicéridos, fosfolípidos o ácidos grasos libres a fin de garantizar una absorción óptima.

¿Cómo elijo un suplemento a base de aceite de pescado?

Si no eres de los que gustan particularmente los pescados grasos, ricos en Omega 3 como el salmón, caballa, atún, anchoas y arenque, o simplemente estás buscando una forma más económica para introducir estos nutrientes en tu organismo, puedes aprovechar las bondades de los suplementos de omega 3 a base de aceite de pescado.

No obstante, aún no se ha confirmado científicamente si los suplementos tienen el mismo efecto que los Omega 3 consumidos directamente de fuentes animales, aunque muchos médicos sostienen que los suplementos de omega 3 son mejores en los casos de personas con enfermedades cardiovasculares.

Esto se debe a que una sola dosis de suplementos de omega 3 es mucho más concentrada que la misma cantidad de pescado fresco, de esta forma el organismo recibe una gran cantidad de Omega 3 en un lapso de tiempo muy breve.

Además, con frecuencia el aceite de pescado se refina para crear una fórmula que mejora su absorción a nivel intestinal lo cual en última instancia potencia sus efectos.

Si en este punto todavía tienes dudas respecto a cual suplemento de Omega 3 debes comprar, continua leyendo algunas de nuestras sugerencias.

  • Define con tu médico los objetivos terapéuticos

Es fundamental conversar con el médico o nutricionista sobre cual debería ser la dosis óptima y segura para ti considerando tu estado de salud y las posibles interacciones con otros medicamentos que estés usando.

A las dosis habituales los ácidos grasos Omega 3 no han generado efectos secundarios que puedan indicar una reducción de uso; esto podría hacernos caer en la tentación de aumentar la dosis bajo la creencia errónea de que los efectos positivos pueden aumentar hasta el infinito con tan solo aumentar el número de píldoras al día.

A dosis muy altas el aceite de pescado puede tener efectos anticoagulantes leves, esto significa que hace que la sangre sea más líquida lo cual podría convertirse en un riesgo para todas las personas que usan medicamentos con efectos similares como la cardioaspirina, el coumadin o el clopidogrel.

  • Aprende a leer la etiqueta de ingredientes

Hay dos números que es muy importante buscar en la etiqueta de los suplementos de aceite de pescado: la cantidad efectiva de Omega 3 y el número de píldoras que contiene el envase.

¿Cómo hago para saber la cantidad efectiva de Omega 3?

Es muy simple, solo tienes que sumar el contenido en miligramos de EPA y DHA.

Para determinar la dosis de Omega 3 de hecho se hace referencia a este valor que suele presentarse en la etiqueta delantera, aunque esta es una elección de los fabricantes para “publicitar” un poco más los valores, ya que así se da la impresión de que el producto contiene más Omega 3 del que en realidad tiene.

El valor de 1.000 a 2.000 mg escrito en la etiqueta en realidad hace referencia a la cantidad total de aceite de pescado que contiene la cápsula, ¡no de Omega 3!

En el caso de optar por un suplemento de Omega 3 de origen vegetal es necesario, para saber la dosis buscar la concentración de ALA (acrónimo de Ácido Alfa-Linolénico, que es el ácido graso Omega 3 que contienen los productos vegetales) ya que en estos no hay ni EPA ni DHA. 

En este punto es importante recordar que no solo es una cuestión de salud y efectividad sino también de presupuesto. Si compras un suplemento de Omega 3 pensando que contiene 1.000 mg de este pero en realidad para alcanzar dicha dosis necesitas 6 cápsulas, lo que en inicio parecía una oferta inmejorable termina siendo una gran estafa.

  • Elige un producto confiable y reconocido

Tal como durante la elección de cualquier otro suplemento nutricional, para elegir un buen suplemento de Omega 3 es muy importante confiar en los fabricantes que se destacan por la calidad de sus productos.

Muchas pruebas llevadas a cabo recientemente han puesto en evidencia que en promedio el contenido de Omega 3 era 24% menor que el valor indicado en la etiqueta del producto.

Además es muy importante considerar el hecho de que los Omega 3 están en el aceite de pescado no porque los peces lo sinteticen sino porque lo absorben del plancton y la microflora presentes en el ambiente marino.

En este sentido, en conjunto con los nutrientes útiles y beneficiosos, los peces también pueden ingerir sustancias nocivas como el mercurio o los bifenilos policlorados; sustancias químicas tóxicas para el cuerpo humano y que, al final del día, pueden terminar dentro de las cápsulas que contienen nuestro suplemento nutricional de Omega 3.


Preguntas Frecuentes

¿Cuánto aceite de pescado debo consumir?

Se han llevado a cabo numerosas investigaciones (y de hecho hay muchas más en curso) sobre los suplementos a base de aceite de pescado y todavía no se cuenta con indicaciones precisas sobre la dosis diaria requerida. Aun así, la mayoría de los expertos sostienen que entre 250 y 500 mg al día es suficiente para la mayoría de las personas sanas; sin embargo es importante considerar que el requerimiento diario varía según nuestro estado de salud, es por ello que siempre es recomendable obtener la opinión de un médico.

¿Por cuánto tiempo se debe tomar el aceite de pescado antes de ver los resultados?

Aclaremos algo de inmediato: El aceite de pescado no es una poción mágica. Desde el principio pueden notarse algunos pequeños efectos positivos, pero es importante entender que los ácidos grasos deben integrarse de manera regular en la dieta antes de que sus efectos sean realmente evidentes. Esto por lo general ocurre al consumir el aceite de pescado al menos por tres meses a fin de que las células puedan tener a su disposición la cantidad que necesitan.

¿Qué ocurre cuando se consume aceite de pescado a diario?

Los ácidos grasos Omega 3 contribuyen al desarrollo del sistema nervioso central y de los ojos. Tienen un efecto antiinflamatorio y pueden prevenir enfermedades cardiovasculares y procesos degenerativos del cerebro. Estos mismos efectos se pueden obtener comiendo pescado todos los días pero, para quienes no adoran comer pescado, los suplementos a base de aceite de pescado pueden ofrecer los mismos resultados.

¿Qué sustancias debería evitar si estoy tomando aceite de pescado?

No se sabe de fármacos específicos que interfieran de manera negativa con el aceite de pescado, sin embargo se recomienda limitar el consumo de alimentos ricos en grasas y colesterol ya que estos contrarrestan los efectos beneficiosos del Omega 3. Además sería prudente evitar las bebidas alcohólicas dado que el alcohol aumenta los triglicéridos en la sangre, algo nada recomendable.

¿Es mejor consumir el aceite de pescado de día o de noche?

Dado que los ácidos grasos Omega 3 actúan sobre las mismas vías metabólicas que actúan los AINEs (medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno y la aspirina), estos pueden tener un leve efecto relajante. Es por ello que sería conveniente tomarlos de noche a fin de obtener un mejor descanso. En cualquier caso, no existen evidencias que sugieran la existencia de un momento perfecto para tomar los suplementos de aceite de pescado.

¿Es verdad que el aceite de pescado engorda?

El aceite de pescado está compuesto por ácidos grasos, por lo tanto se podría pensar que pueden hacer que engordemos. En realidad una cucharilla de aceite de pescado contiene en promedio 45 calorías lo cual no representa un incremento notable para nuestro organismo; sin embargo en caso de consumir aceite de pescado para suplir las carencias de una dieta mal balanceada o la falta de ejercicio físico regular, entonces podríamos llegar a engordar. Si este es el caso, lo único cierto es que la culpa nunca fue del aceite de pescado.