Las 7 mejores mantas eléctricas contra el dolor muscular

Una de las consecuencias de la ajetreada moderna es definitivamente que nos acompañan a diario el dolor de cuello y la tensión en el cuello y la espalda.

Un tratamiento efectivo para aliviar la tensión es la terapia con calor la cual se realiza con una manta eléctrica.

En este artículo hablaremos de las características de la mejor manta eléctrica y donde comprarla.

¿Cuál es la mejor manta eléctrica?

Una manta eléctrica es una pequeña cobija térmica que se colocas sobre áreas del cuerpo particularmente dolorosas o contraídas a fin de relajar los músculos.

Hay diferentes tipos que se diferencia por los niveles de temperatura ajustables, el material interno y el revestimiento externo, la batería o el cable de alimentación.

Algunos modelos también son ergonómicos para adherirse mejor a una zona específica a tratar.

Intentaremos darte nuestra opinión sobre las mejores mantas eléctricas del mercado, destacado las principales características de una manta eléctrica de buena calidad a fin de guiarte sobre cual elegir.

Aquí está la lista de las 8 mejores mantas eléctricas:

1. Manta eléctrica cervical XL – Imetec Intellisense

Imetec Intellisense CHP 03 Almohadilla eléctrica...

Ver en AMAZON

La primera manta eléctrica de esta lista es el modelo Intellisense de Imetec, una marca conocida y confiable en el segmento de los pequeños electrodomésticos.

La tecnología intellisense es capaz de adaptar la temperatura automáticamente según el modo de uso elegido lo cual garantiza siempre el nivel adecuado de calor.

Con un consumo de energía muy bajo, esta manta eléctrica está diseñada para usarse en la zona del cuello y los hombros.

● Material: Microfibra hipoalergénica      

● Dimensiones: 60 x 58 cm      

● Niveles de temperatura: 5 niveles ajustables      

● Apagado automático: 3 horas      


2. Manta eléctrica digital multifunción – Imetec Relaxy

Imetec Relaxy IntelliSense HP-02 - Almohadilla...

Ver en AMAZON

Quedémonos en Imetec, esta vez con una auténtica manta térmica que se puede utilizar para la termoterapia en cualquier zona del cuerpo. Si lo deseas, también puede usarse como una pequeña formentera.

De forma rectangular, también cuenta con tecnología intellisense que adapta los diferentes niveles de temperatura al modo seleccionado.

La relación calidad-precio es realmente buena.

● Material: Microfibra hipoalergénica      

● Dimensiones: 38 x 50 cm      

● Niveles de temperatura: 5 niveles ajustables      

● Apagado automático: 3 horas      


3. Manta eléctrica tipo capa para cuello y hombros – Atmoko

Manta Electrica Lumbar 120W (65×85)

Ver en AMAZON

Esta manta eléctrica extra-grande  se puede usar como capa para aliviar el dolor de cuello, hombros y espalda aunque, gracias a su gran tamaño, también puede actuar como una pequeña cobija eléctrica.

Sus tres niveles de temperatura tienen un rango que va desde los 45 a los 65 grados centígrados. Cuenta con protección contra sobrecalentamiento y función de apagado automático.

El forro está hecho de felpa suave lavable, extremadamente agradable.

● Material: Felpa lavable a máquina      

● Dimensiones: 60 x 85 cm      

● Niveles de temperatura: 3 niveles ajustables      

● Apagado automático: 90 minutos      


4. Manta eléctrica para cuello, hombros y espalda – MVPower

Esta manta eléctrica cervical también tiene forma de capa y está diseñada para relajar los músculos del cuello, hombros y espalda,  sin embargo su gran tamaño la hace perfecta para usarse incluso solo para combatir el frío de los días de invierno.

Se puede ajustar mediante un cinturón abdominal y botones en el área del cuello, para un ajuste perfecto.

Se puede lavar en máquina lavarropas a baja temperatura.

● Material: Microfibra de lana      

● Dimensiones: 60 x 90 cm      

● Niveles de temperatura: 3 niveles ajustables      

● Apagado automático: 90 minutos      


5. Manta eléctrica suave y lavable – MaxKare

Almohadilla Elèctrica de Calefacción MaxKare...

Ver en AMAZON

Equipada con un sistema de calentamiento rápido, esta manta eléctrica es perfecta para cualquier persona que desee un producto versátil que pueda usarse en diferentes áreas del cuerpo.

Debido a su gran tamaño no es la más adecuada para uso cervical, ya que no tiene la forma específica.

En nuestra opinión, esta es una excelente manta eléctrica para uso general.

● Material: Tela de franela      

● Dimensiones: 30 x 60 cm      

● Niveles de temperatura: 4 niveles ajustables      

● Apagado automático: 90 minutos      


6. Manta eléctrica blanda – Atmoko

ATMOKO Almohadilla Eléctrica Térmica, Manta...

Ver en AMAZON

Gracias a una zona de calentamiento más amplia que cubre también los bordes de la manta, este producto de Atmoko representa una opción más económica que el promedio pero sin comprometer una muy buena calidad.

Se trata de una manta eléctrica tipo cojín que cuenta con un forro de franela, lavable a máquina a baja temperatura de manera que se mantenga suave.

El cable de alimentación tiene 267 cm de largo lo cual garantiza libertad de movimiento.

● Material: Franela      

● Dimensiones: 30 x 65 cm      

● Niveles de temperatura: 3 niveles ajustables      

● Apagado automático: 90 minutos      


7. Manta eléctrica para cuello y hombros – Simbr

SIMBR Almohadilla Eléctrica para Espalda y Cuello...

Ver en AMAZON

El último producto de nuestra lista es una manta eléctrica cervical fabricada en terciopelo que, gracias a los botones frontales y a una hebilla magnética, se mantiene perfectamente adherida al cuello y los hombros.

El cierre es ajustable adaptándose a diferentes tamaños, además se puede lavar en lavarropas.

El interior está hecho de perlas de vidrio muy ligeras idóneas para retener el calor.

La relación calidad-precio nos ha satisfecho plenamente.

● Material: Terciopelo      

● Dimensiones: 14 x 23 cm      

● Niveles de temperatura: 6 niveles ajustables      

● Apagado automático: 90 minutos      


Manta eléctrica –  Guía de compra

▪ Materiales     

La primera característica que diferencia una manta eléctrica de otra es el tipo y la calidad de los materiales empleados en su fabricación.

En este sentido hay que recordar que no solo es importante el revestimiento externo, sino también los materiales internos, destinados a acumular y liberar el calor transmitido por la corriente eléctrica.

En su interior, las mantas eléctricas suelen tener una bobina de metal que se calienta al encenderse la cual puede estar rodeada de diferentes materiales cuya función es la difusión del calor. En concreto, una buena manta eléctrica debe repartir el calor de forma uniforme en las zonas del cuerpo que queremos tratar con la termoterapia.

El tipo de acolchado más utilizado es el de arena. Una manta eléctrica de arena aprovecha las propiedades físicas de la arena de mar ya que esta se calienta y proporciona un calor homogéneo que nunca llega a ser excesivo.

También hay mantas térmicas no eléctricas rellenos con semillas de cereza u otras frutas que han sido limpiadas y procesadas adecuadamente. Este tipo de manta térmica se coloca en el microondas para elevar su temperatura para luego colocarla en el cuello, hombros o espalda. La gran ventaja de este material es que puede mantener altas temperaturas durante mucho tiempo.

Del revestimiento externo, lo que nos interesa es sobre todo la comodidad dado que la manta eléctrica se colocará directamente sobre la piel por lo que es importante que sea suave y agradable al tacto. También es importante que la manta eléctrica cuente con un revestimiento hipoalergénico y transpirable. Por último, pero no menos importante, la funda debe ser lavable, por razones obvias.

Para satisfacer estas necesidades, los materiales que más utilizan los fabricantes son la microfibra lavable, el algodón y el micropolar. Los tres son suaves, cálidos y transpirables.

¡El confort está garantizado!

▪ Tamaño     

El tamaño es un aspecto muy importante para realizar la elección de nuestra manta eléctrica, sin embargo, esto no significa necesariamente que una manta eléctrica más grande sea mejor que una más pequeña.

La mayoría de las mantas tienen una forma particular de manera que puedan rodear mejor áreas específicas del cuerpo como el cuello y los hombros. Si estás buscando una manta eléctrica cervical, no te servirá de nada una manta eléctrica grande, de hecho esta podría resultar bastante incómoda, por lo tanto cuando se desea tratar el cuello y los hombros lo mejor es una manta eléctrica pequeña.

Si por el contrario lo que buscas es una manta eléctrica para termoterapia en espalda, abdomen, cintura o piernas lo más indicado es una con formato grande de manera que cubra por completo la zona que nos interesa.

▪ Regulación de temperatura     

Manta Electrica Espalda, Qfun Manta Termica...

¡No pensarás que la manta eléctrica tiene una temperatura fija, con el riesgo de quemarse!

Una de sus funciones esenciales es precisamente dar la posibilidad de ajustar la temperatura para que se adapte a nuestras necesidades. Muchos permiten elegir incluso de 3 a 6 niveles diferentes de calor con una temperatura que varía en promedio entre 35 y 65 grados centígrados. Una vez que se ajusta la temperatura óptima, un sensor digital la mantiene constante.

Otra característica muy importante de las mantas eléctricasmodernas es el calentamiento rápido. Este consiste en alcanzar la temperatura programada en muy poco tiempo, una función excelente no solo para acelerar el proceso sino también ideal para el ahorro energético.

Por lo general, el tiempo de calentamiento rápido no debería sobrepasar los 10 minutos.

Otra característica que quizás te interese es el temporizador manual de apagado. Muchas mantas eléctricas en el mercado cuenta con un temporizador que permite apagar el dispositivo al cabo de un tiempo dado, una función útil para evitar el desperdicio de energía en caso de que olvidemos apagarlo.

Las mantas eléctricas con relleno de piedra de cerezo merecen una mención aparte. En este caso, la temperatura dependerá del tiempo y la intensidad que establezcas en el microondas. Además, si es necesario, también se pueden enfriar en el congelador convirtiéndose así en prácticas bolsas frías para aplicar sobre las contusiones o simplemente para refrescarse durante los meses calurosos.

SABÍAS QUE

La termoterapia, o terapia de calor, se usa para mejorar el flujo sanguíneo y la cantidad de oxígeno que llega a los músculos, los cuales en respuesta a esto se relajan y dejan de doler.

▪ Compatibilidad     

Es mucho mejor tener una manta eléctrica que esté exactamente diseñada para trabajar en un área específica del cuerpo, en lugar de una genérica que no se ajuste bien a la zona que se está tratando.

Una buena manta eléctrica debe ser adaptable para aliviar el dolor en diferentes partes del cuerpo.

Hay mantas eléctricas diseñadas para ser utilizadas en piernas y brazos, en este caso lo ideal es un modelo  pequeño y curvo que se adhiere mejor a los músculos de las extremidades.

Una manta eléctrica para el cuello, los hombros y la espalda suele tener bordes más pesados broches magnéticos y cinchas que permiten el máximo ajuste además de poder utilizar la manta eléctrica incluso mientras disfrutamos de otras actividades, como ver la televisión o trabajar en el PC sin tener que ajustar continuamente la posición de esta en el cuello.

▪ Fuente de alimentación   

Las diferentes mantas eléctricas también tienen diferentes sistemas de alimentación, de hecho hay mantas eléctricas portátiles equipadas con baterías y modelos más clásicos, que deben estar  conectadas constantemente a la toma de corriente.

● Las mantas eléctricas a batería están equipadas con una batería de litio que se pueden recargar utilizando cables de alimentación tradicionales o USB, los mismos que usamos para recargar nuestro teléfono inteligente. El tiempo de carga de una buena manta eléctrica no debe exceder las 2/3 horas.      

● Los mantas eléctricas clásicas se calientan gracias a la conexión del cable a un simple tomacorriente. Es importante que el cable tenga al menos 2,5 m de largo, de esta manera no te verás obligado a usarlo en lugares o posiciones incómodas sólo para permanecer cerca del toma.      

▪ Apagado automático     

El apagado automático es un sistema de seguridad imprescindible para poder utilizar las mantas eléctricas sin riesgo de accidentes desagradables.

Pero… ¿en qué consiste?

Como su nombre lo indica esta función hace que la manta eléctrica se apague automáticamente después de un tiempo predeterminado el cual suele ser de 60 o 90 minutos.

Por este motivo antes de adquirir cualquier manta eléctrica es muy importante asegurarse de que esté equipada con apagado automático para no tener y nada que temer si nos quedamos dormidos con ella encendida.

Esta función es aún más importante si la manta eléctrica va a ser utilizada por personas mayores.

CONSEJO

Para evitar quemaduras evita colocar la manta eléctrica directamente en contacto con la piel, en lugar de ello utilízala sobre ropa ligera o coloca un paño fino entre la manta y la piel.

Características adicionales de una buena manta eléctrica

▪ Seguridad     

Además del sistema de apagado automático mencionado previamente, la mayoría de mantas eléctricas también tienen otras funciones para evitar cortocircuitos y sobrecalentamiento.

Un sistema de seguridad muy útil consiste en la desconexión automática de la electricidad en caso de mal funcionamiento, algo similar a lo que ocurre con los protectores de corriente que protegen los sistemas eléctricos de nuestros hogares.

Es una función con la que cuentan todas las mantas eléctricas catalogadas como las mejores, siendo fundamental para evitar accidentes. Cuando vayas a comprar una manta de este tipo asegúrate siempre de que cuente con este sistema de seguridad.

▪ Limpieza     

Si queremos un producto hipoalergénico que esté siempre libre de ácaros, polvo y contaminantes debemos comprobar siempre que el forro de la manta eléctrica sea ​​lavable.

Lavarse las manos sigue siendo una buena solución, pero es aún mejor comprar una manta eléctrica que se pueda lavar en lavarropas.

De esta forma, además de hacerse más práctica la limpieza diaria del instrumento, nuestra manta también estará siempre  limpia.

¿Cómo elegir una manta eléctrica?

  1. Considera cual será el uso principal.
  2. Establece tu presupuesto.
  3. Elige una manta eléctrica que se adapte a las áreas del cuerpo a tratar.
  4. Si deseas usar la manta eléctrica en un área limitada, evita una demasiado grande.
  5. Opta por una capa exterior suave, transpirable, hipoalergénica y lavable a máquina.
  6. Comprueba cuantos niveles de temperatura tiene.
  7. Asegúrate de que la manta eléctrica tenga un sistema de seguridad contra fallas y cortocircuitos, además de apagado automático.
  8. Si deseas usarla mientras estás en movimiento, elige una manta eléctrica con baterías recargables.
  9. En caso de preferir una manta eléctrica clásica, asegúrate de que el cable de alimentación sea lo suficientemente largo (al menos 2,5 m).

¿Dónde comprar una manta eléctrica?

Finalmente hemos decidido comprar una manta eléctrica. ¿Pero dónde comprarla?

Por conveniencia y debido a las ventajosas ofertas disponibles enestos portales, puedes optar por comprarla en sitios como Amazon  o eBay. Estas son páginas muy confiables donde se pueden leer las especificaciones del artículo así como la opinión de los usuarios que la han comprado antes, y por si eso fuera poco, también se puede ahorrar algo de dinero.

Si por el contrario prefieres comprar en la tienda, las mantas eléctricas también están a la venta en las principales cadenas de artículos electrónicos y del hogar tales como El Corte InglesCareffour, los cuales a su vez también tienen su propia tienda online.

Incluso en la farmacia puedes encontrar mantas térmicas, en este caso también puedes disfrutar del apoyo del farmacéutico que te orientará sobre cual es la mejor opción para ti, sin embargo el riesgo es tener que gastar sumas de dinero mucho mayores, de manera que si deseas una manta eléctrica más barata, la mejor opción es definitivamente Amazon.

RECUERDA

La manta eléctrica es un dispositivo médico. Si tus dolores musculares son especialmente intensos, consulta con tu médico antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento térmico.

¿Cómo arreglar regulador de manta eléctrica


Preguntas Frecuentes

¿El calor es bueno para el dolor de hombros y cuello?

Incluso una ducha caliente o una toalla tibia colocada sobre los hombros pueden ayudar a aliviar la tensión de los músculos contraídos y doloridos. Si se combina con ejercicios suaves para estirar los hombros y el cuello, el calor realmente puede ser una ayuda estupenda contra el dolor muscular.

¿Es segura la manta eléctrica?

La manta eléctrica tiene varios sistemas de seguridad que evitan fallas y cortocircuitos potencialmente peligrosos. Para evitar quemaduras por contacto, programa siempre una temperatura que no sea demasiado alta y coloca un paño fino entre la manta eléctrica y la piel.

¿Cuánto tiempo usar la manta eléctrica?

De acuerdo con los principios de la terapia de calor, debe aplicarse en diferentes áreas del cuerpo durante 15 a 20 minutos por vez. El temporizador programable o el apagado automático evitarán el riesgo de quedarse dormido con la manta eléctrica encendida. El calor húmedo de las compresas, los baños y las duchas generalmente funciona mejor que el calor seco como relajante muscular.