Los 10 Mejores Coloretes para Darle Vida a Tu Rostro

Si hay algo en el maquillaje que hace relucir tu rostro al instante es el colorete o rubor. Este accesorio de belleza siempre da el toque exacto de color para no lucir una apariencia apagada y opaca. Además, hay una gran variedad de rubores en el mercado que van desde los famosos blushes en crema hasta los rubores en polvo. 

Todos ellos varían dependiendo de las necesidades que tengas, y es por eso que escoger el mejor colorete puede ser un reto si no se toma en cuenta algunos detalles importantes como tu tipo de piel y qué tonalidades te pueden favorecer más. 


Los mejores coloretes


¿Cuál es el mejor colorete ? 

Antes de escoger un rubor que te guste mucho, primero analiza con detenimiento tu rostro, pues solo de esta forma podrás saber qué tonalidades posee y cuál es el tipo de piel. Estos dos aspectos son esenciales al momento de escoger un rubor. 

Ten en cuenta que si tu piel tiende a resecarse o a ser seca, lo mejor sería aprovechar un rubor en crema o rubor líquido. En caso contrario, si tu piel es mixta o grasa, es mejor que tu colorete sea en polvo.

También toma en cuenta la tonalidad de tu rostro, sobre todo si tiene un subtono cálido o frío, pues de esta forma también sabrás qué colores te convienen más. Recuerda que si te favorecen más los accesorios de plata y tus venas son muy azuladas, entonces tu subtono es frío. Si te favorecen los accesorios dorados y tus venas son más verdosas, tu subtono es cálido. 

1. Colorete Fard Joues de Bourjois 

Bourjois Fard Joues Colorete Tono 16 Rose coup de...

Ver en AMAZON

Si eres de las que le gusta tener su rubor estilo polvo compacto y llevarlo a todas partes, entonces el colorete “Fard Joues” de la marca Bourjois podría ser una buena opción. Su tamaño pequeño facilita que lo tengas en la cartera, además que viene con espejo y brocha incorporado. 

Su textura en polvo ultrafino hace que sea sencillo difuminarlo bien en la piel, además que posee un agradable aroma floral para que puedas darle un toque extra de vitalidad al rostro.


2. Colorete Maxi Blush de Rimmel London

Rimmel London Maxi Blush Colorete Tono 6 Exposed -...

Ver en AMAZON

Si buscas una máxima pigmentación que te de el color necesario en tus mejillas, entonces el Maxi Blush de Rimmel London podría ser tu opción. Este colorete cuenta con una fórmula de micro-polvo con alta pigmentación ideal para usarlo con brocha. 

Tiene una textura ultra ligera que con tan solo unos toquecitos con la brocha podría lograr el color necesario para tu look, pues puedes lograr un aspecto tanto natural como más trabajado acorde a lo que deseas. Además, es de larga duración y cuenta con una amplia variedad de tonos. 


3. Colorete Superfine de Technic

Colorete compacto Superfine de Technic, mate, 12 g

Ver en AMAZON

Con un tamaño compacto conveniente para tu portacosmeticos, el colorete “Superfine” de Technic cuenta con una textura suave, fácil de difuminar y una pigmentación apropiada para usarla con brochas. 

Algo que destaca en este colorete low cost es su diseño “tricolor”, que va desde una tonalidad rosa bastante ligera hasta un tono salmón con una intensidad mayor. Esto puede ser algo favorable si buscas un rubor compacto tanto para maquillajes naturales como para maquillajes más elaborados. 

Este rubor puede funcionar para cualquier tipo de piel, incluyendo mixta.


4. Creme Puff Blush de Max Factor

Max Factor Creme Puff Blush Colorete Tono 25...

Ver en AMAZON

Si lo que buscas es un rubor satinado, entonces puedes agregar el Creme Puff Blush de Max Factor a tu listado de coloretes favorecedores. Su estuche minimalista y elegante atrae la atención, y más aún cuando logras ver su composición multi-tonal que puede difuminarse muy bien acorde a tu tono de piel. 

Este rubor cuenta con una textura molida fina que te permite ir pigmentando gradualmente acorde al look que buscas, pues puedes lograr una apariencia natural o más intensa. Además, no deja ningún trazo de colorete mal pintando en tu rostro.


5. Colorete Fit Me de Maybelline New York

Maybelline New York Fit Me Blush Colorete en Polvo...

Ver en AMAZON

El rubor “Fit Me” de Maybelline es una alternativa conveniente si prefieres un look mate en tu rostro. La serie “Fit Me” de Maybelline fue elaborada justamente para quienes prefieren un acabado más uniforme y no tan brillante, por lo que el rubor no es excepción a la regla. 

Cuenta con una textura empolvada fácil de difuminar y con larga duración, por lo que puedes usarlo en tu rutina diaria. Además, puede funcionar muy bien si quieres algo natural. Tiene 4 tonos a escoger acorde al que te parezca más favorecedor para tu rostro. 


6. Dream Matte Blush de Maybelline New York

Maybelline New York Dream Matte Blush 10 Pink Sand...

Ver en AMAZON

Siguiendo con la marca de Maybelline, está el “Dream Matte Blush”, que al igual que el “Fit Me” posee un acabado mate pero con una textura cremosa. Su tamaño portátil hace que sea fácil de trasladar a donde desees. 

Este rubor en crema tiene una textura suave y ultra mezclable fácil de difuminar en la piel. El color final suele ser muy natural, por lo que puede favorecerte para un look fresco y jovial. En caso tal de que desees algo más profesional, tendrías que sellar este rubor con otro producto más pigmentado. 


7. Colorete Master Heat de Maybelline New York

Maybelline New York Master Heat - Colorete en...

Ver en AMAZON

El “Mater Heat” es uno de los clásicos de Maybelline porque proporciona un color un poco más brillante que los rubores anteriores, aunque manteniendo un acabado natural. Su pigmentación es muy concentrada, por lo que hay que tener cuidado al aplicarlo porque puede ser suficiente con un solo toquecito. 

El resultado final suele ser suave con una sola pasada y si se difumina bien. Cuenta con 4 tonos rosáceos, pero no es de larga duración, por lo que puede ser necesario retocarlo cuando lo uses. 


8. Colorete Murumuru Butter Blush de Physicians Formula

Physician Formula, Colorete - 100 gr.

Ver en AMAZON

¿Buscas un blush de gama alta? La serie “Murumuru Butter” de Physicians Formula podría ser la que necesites. Este lujoso blush está elaborado con manteca Murumuru para hacer que tu piel luzca brillante fácilmente. 

Este rubor posee una buena combinación entre rubor en crema y en polvo por su fácil difuminación que puede durar varias horas. Además, al estar elaborado con ingredientes naturales, le da un toque extra de hidratación a tu piel. No posee parabenos, es hipoalergénico y cuenta con varias tonalidades, incluyendo un “bronzer” para lucir un look más playero. 


9. Paleta de Coloretes Infalible Pinks de L’Oréal Paris 

L'Oréal Paris Paleta de Coloretes Infalible Pinks

Ver en AMAZON

La paleta de coloretes “Infalible Pinks” es un complemento versátil que puede funcionar para cualquier maquillaje, desde uno más natural hasta uno especial para salidas nocturnas. Posee 5 coloretes que puedes aplicar por separado o incluso mezclando los colores para esculpir mejor tus mejillas.

Su textura es suave y cremosa con un acabado brillante que puedes ir intensificando con la brocha. El color puede permanecer en tu rostro por varias horas sin necesitar retoques, y más si aplicas un primer antes de usarlo. 


10. Blush Palette de e.l.f

e.l.f. 83314 rubor Rosa Polvo - Rubores (Rosa, 4...

Ver en AMAZON

Continuando con opciones en paleta de coloretes, está la “Blush Palette” de e.l.f que cuenta con 4 tonalidades diferentes para usarlas mezcladas o por separado. Su textura es cremosa al principio pero se va haciendo más suave mientras lo difuminas. 

Lo conveniente de esta paleta es que posee dos tonalidades con acabado mate y más adecuado para looks bronceados, mientras que las otras dos tonalidades son más satinadas y rosáceas. También puedes usar estos rubores como sombras para darle otro toque extra de color a tu rostro. 


Criterios de compra

mejor-colorete

Comprar un colorete puede ser una tarea divertida cuando ya tienes una idea de lo que necesitas. Ahora bien, sigue siendo importante que anotes algunos criterios que podrían hacer la diferencia entre obtener un producto que se ajuste a tus necesidades y no algo que podría decepcionarte.

Además de saber aspectos básicos como tu tipo de piel para saber qué rubor te favorece, también hay otros detalles como la edad tu piel e incluso si tienes alergia a algún ingrediente. Recuerda que el rubor sigue siendo un producto que va directo en tu rostro y por eso, si no tienes cuidado con estas consideraciones, podría desarrollar una alergia visible en pocos días.

Texturas y características

los-mejores-coloretes

El rubor suele tener diferente texturas, aunque las más comunes suelen ser en polvo y en crema. Estas texturas suelen variar dependiendo de la calidad del producto, pues muchos coloretes de alta gama suelen ser más suaves y tener un acabado más duradero. 

Por el contrario, los coloretes que suelen ser más económicos pueden ser un poco más polvorientos al tacto y de menor duración, aunque eso dependerá también de la marca y otros componentes.

En cuanto a sus características, también hay que destacar que muchos coloretes tienen una alta pigmentación. Esto es fácil de deducir con tan solo pasar el dedo con el colorete y notar si este queda bastante manchado. De hecho, puedes usar la famosa técnica de “swatch” para saber si tiene alta pigmentación, la cual solo consiste en agarrar una cantidad del colorete y deslizarse suavemente en tu mano o el brazo. 

Estas son tan solo algunas características iniciales que deberías considerar al momento de comprar un colorete. 

Tonalidades del colorete

Colorete compacto Superfine de Technic, mate, 12 g

Más allá de la textura, una de las primeras cosas que solemos notar en un colorete es su tono. Pero para saber cuál tono es el más conveniente, es necesario que conozcas la propia tonalidad de tu piel. Una vez que conoces este detalle, solo queda escoger el rubor que te luzca mejor.

La clave no es escoger un color que sea hermoso o que te haga lucir más bronceada, la clave es encontrar un color que resalte tu tono natural

Recuerda que más allá de si tu piel tiene tonalidad clara u oscura, el truco es saber su subtono. En caso tal que tengas una piel con tonalidades frías, sobre todo si tu tez es clara, es conveniente que optes por rubores rosa pálido, rosa pastel o colores similares. 

En el caso de pieles con subtonos cálidos, sobre todo siendo morenas, es preferible escoger coloretes con rosas más oscuros o incluso rubores naranja y satinados. 

En el caso de las pieles de subtonos mixtos (tanto cálido como frío) pueden escoger casi cualquier rubor, pero ahí será importante tomar en cuenta qué colores resaltan mejor con el resto de tu maquillaje. Otro detalle que no debes olvidar es que si tu piel tiene una tonalidad oscura, puede resaltar bastante con rubores rojizos, dorados y terracota. 

Coloretes acorde al origen de sus componentes

Los componentes que posee tu rubor juegan un papel importante para saber si es conveniente comprarlo o no. Este pequeño complemento del maquillaje suele contener colorantes solubles y pigmentos. Estos ingredientes pueden ser de origen natural (sea mineral, vegetal o animal) o artificial (usando óxido de titanio o zinc). 

El blush también puede contener mica o elementos escarchados, además de caolinita o carbonato de magnesio para absorber la perspiración. 

Por ese motivo, muchos cosmetólogos recomiendan que trates de escoger coloretes con componentes de origen mineral, pues estos ofrecen un factor de protección solar, a pesar de ser algo pequeño. Ten en cuenta que si utilizas un protector solar antes del maquillaje, y además agregas productos con protector solar, estarás brindándole la máxima protección a tu rostro de los rayos solares.

Además, los rubores de origen mineral suelen ofrecer un acabado más natural y permiten que la piel respire mejor. Es por eso que estos coloretes suelen minimizar la apariencia de los poros, y al no contener tantos aceites, son ideales para pieles mixtas, grasas y secas sin riesgos de generar reacciones alérgicas o acné. 

La edad de tu piel

La edad es otro factor que deberías tomar en cuenta antes de comprar tu rubor. En el caso de las pieles maduras, suele ser recomendable usar un blush del mismo color de la base o solo un tono más oscuro. 

También es importante que el blush esté bien difuminado en las mejillas, pues de esta forma los pómulos lucen más refinados y evita que tu rostro se vea más flácido. Además, al usar un blush de tonalidades más suaves, tu rostro puede verse más jovial y saludable. 

En el caso de las pieles más jóvenes, la idea es resaltar las características de tu rostro que más te favorezcan, sobre todo las mejillas y la forma de la cara. Es por eso que colores como el naranja, el rosado y el terracota suelen ser tan usados para resaltar en los rostros juveniles. 

De todas formas, indistintamente de tu edad, es muy probable que casi cualquier tono rosado o anaranjado te luzca bien mientras sepas cuál es el color que más te favorece. Lo que si no puedes pasar por alto es que, sin importar cuántos años tengas, los tonos más oscuros suelen dar un aspecto más tosco y de mayor edad a tu rostro. 

Alérgenos potenciales

Los coloretes son una parte del maquillaje que suelen estar en tu rostro casi todo el día, y por eso debes tener cuidado de que estos no tengan algún alérgeno que te haga daño. 

Es por eso que los dermatólogos recomiendan que primero pruebes un producto en tu muñeca y veas cómo reacciona por al menos 48 horas, incluso después de lavar la zona. 

Para que tengas una idea de lo que podría causarte alergia, toma en cuenta lo siguiente:

  • Algunos rubores vienen con perfume y estos pueden provocar alergias.
  • Evita usar rubores con exceso de parabenos.
  • Revisa bien que los rubores de “larga duración” no contengan componentes que podrían causarte alergias, pues por su factor de larga duración pueden tapar tus poros fácilmente.
  • Es preferible evitar rubores con parafina o derivados del petróleo.
  • Si tienes alergia al níquel, evita usar rubores que tengan este componente en sus ingredientes. 

Tipos de Rubores

Los rubores pueden venir en diferentes formas y tamaños, por lo que escoger tu favorito dependerá únicamente de qué textura y técnica prefieras. Puedes escoger desde un blush en crema para aplicarlo con los dedos, hasta uno en polvo para utilizarlo con brochas especiales. Incluso puedes usar un rubor líquido para pigmentar con mayor intensidad tus mejillas.

Rubor en polvo

El colorete en polvo es el más famoso de todos, sobre todo porque suele tener presentaciones compactas y pequeñas. Como sugiere su nombre, tiene una textura en polvo que suele ser suave y fácil de difuminar. La mayoría suelen venir en una sola presentación, pero en algunos casos también hay paletas de rubores, e incluso puedes encontrar formatos de polvo suelto. 

Son muy fáciles de usar porque solo necesitas una brocha para difuminar bien el color en las mejillas. Además, estos rubores también pueden servir como bronceadores en el rostro cuando se utiliza con colores tierra y solo un par de tonos más oscuros que tu piel. 

Rubor en crema

Este tipo de rubor es ideal para quienes buscan un acabado más sutil y que sea fácil de aplicar sin brocha. Suelen tener una textura similar a los labiales, y por eso es esencial aplicarlo con los dedos. Además, por su textura cremosa, suele ser más sencillo difuminarlo en el rostro, aunque puede tomar tiempo dominar bien esta técnica.

La mayoría de estos rubores suelen venir en forma de barra para que sea aún más sencillo aplicarlo en el rostro. 

Rubor líquido

Aunque son los menos comunes, suelen ser bastante útiles para maquillajes que requieran bastante color en las mejillas. El único inconveniente con estos rubores es que al ser de una textura tan ligera, es complicado difuminarlos bien si no se domina correctamente la técnica con los dedos o la esponja de maquillaje.

El formato más famoso de estos rubores es el “blush tint”, que viene en envases similares a los esmaltes de uñas. Para usarlo solo necesitarás aplicar un agota en la mejilla y difuminarlo bien con una esponja o brocha especial para ello. 

Lo bueno es que suele tener un resultado visible y duradero, pero como leíste anteriormente, si no dominas la técnica, puedes terminar con un resultado nada favorecedor. 

Rubor Estilo “Baked”

Los rubores estilo “baked” u horneados son aquellos que suelen tener una textura semi-cremosa al tacto, pero al aplicarlos en el rostro se secan rápido y termina con un acabado más natural. En sus presentaciones suelen haber mezclas de varios colores, sobre todo rosados y dorados, por lo que pueden ser útiles para dar un acabado brillante en el rostro.

Debido a su textura mixta entre cremosa y polvorienta, es normal que tengan una alta pigmentación, por lo que es necesario aplicarlos suavemente con una brocha, preferiblemente húmeda. 

Algunos rubores “baked” incluyen pequeños destellos que pueden servir para darle un brillo sutil al rostro, pero para ello es conveniente aplicarlo en zonas estratégicas como el arco de la ceja o la zona alta de las mejillas.

Preguntas Frecuentes

¿Es necesario el blush para maquillarse?

El colorete es un complemento apropiado para realzar la belleza de tu rostro, sobre todo los pómulos. Es por eso que suele ser necesario utilizarlo en el maquillaje, pero también dependerá de tus preferencias al momento de arreglarte, ya que con un polvo para contorno también podría ser suficiente. 

En caso tal que utilices un rubor en polvo, recuerda preparar la piel primero con un primer para que el rubor pueda adherirse a algo que aumente su durabilidad e intensidad. No olvides además hidratar bien tu piel antes de aplicar cualquier producto de maquillaje para evitar que tus poros se tapen. 

Si utilizas un rubor en crema, puedes esparcirlo fácilmente sobre tu base de maquillaje e incluso sobre tu rostro limpio sin necesidad de usar el primer, pues su textura hace que sea más fácil pigmentar las mejillas. Esto sucede porque los coloretes cremosos tienen mayor durabilidad y no necesitan una prebase o algo similar para adherirse bien al rostro. 

¿Cómo aplicar el blush?

Si utilizas una brocha, haz pequeños barridos desde la zona alta de tus pómulos hasta tus mejillas en dirección hacia la boca. Esta técnica suele ser la preferida para cualquier tipo de rostro, aunque también puedes experimentar con otros para saber qué resalta mejor tus facciones.

También puedes dar pequeños toques con la brocha en el mentón para alargar más tu rostro. En el caso de las caras muy alargadas u ovales, los mejor es aplicar el rubor desde el centro de las mejillas hasta el rabillo del ojo con pequeños barrido. Eso sí, al aplicar esta técnica, evita esparcir el rubor hasta tu nariz porque podría crear el efecto contrario.

¿Cómo escoger el color de mi colorete?

Si deseas tener un look natural, escoge un rubor que tenga el mismo subtono que tu piel y que tenga más tonalidades neutrales, rosáceas o de color tierra dependiendo de tu tono natural. 

Si prefieres un color más intenso, entonces solo tienes que escoger un rubor que sea contrario a tu subtono y tenga colores más fuertes como el rosa fucsia o el anaranjado. 

Recuerda que si tienes una piel de subtono cálido (subtono amarillento), puedes escoger un blush de colores cálidos para un look natural, o un blush de colores fríos para darle un toque de color más intenso al rostro. 

Por el contrario, si tu piel es de subtono frío (subtono rosáceo), puedes seleccionar un blush con colores fríos y rosáceos para un look natural, o un colorete de colores cálidos para darle mayor vitalidad al rostro. 

Ten en cuenta que hay rubores que tienen tonos marrones o terracota y que pueden servir como bronzers para darle un look bronceado a tu rostro sin necesidad de poner en riesgo tu piel con los dañinos rayos solares. 

¿Dónde debo aplicar el colorete? 

Esto dependerá mucho del tipo de rostro que poseas, por lo que podrías tomar en cuenta estos ejemplos al momento de aplicarlo:

Para rostros redondos: si deseas alargar tus definiciones, puedes aplicar el colorete en tus pómulos y extenderlo hacia la sien. Para hacerlo más fácil, puedes simplemente succionar tus mejillas y así localizar tus pómulos y la forma de aplicar el rubor.

Para rostros en forma de corazón: aplica el rubor justo debajo de tus manzanas (el centro de las mejillas) y extiéndelo hacia las entradas de tu cabello. Puedes ayudarte sonriendo en el espejo mientras te maquillas, pues así verás tus manzanas fácilmente.

Para rostros ovalados: para resaltar tus mejillas, aplica el rubor desde tus manzanas (puedes utilizar la técnica de sonreír frente al espejo) hasta el rabillo del ojo. Si tu rostro es muy alargado, puedes redondearlo un poco con un toque de rubor en el mentón y la frente.

Para rostros cuadrados: en este caso tendrías que aplicar el colorete solo en tus mejillas y un poco justo arriba de tus cejas para suavizar tus facciones.