Limpiador facial vs. Desmaquillante: ¿Cuál REALMENTE necesitas?

Todo el mundo siempre quiere ahorrar dinero, incluso en el skincare, y esto es posible minimizando la limpieza facial. Si puedes limitar tu limpieza a UN SOLO producto ¿por qué no hacerlo? 

“Pero qué debería usar, ¿limpiador facial o desmaquillante? No te preocupes, te ayudaré a escoger el más apropiado para tu tipo de piel en este artículo. 

Limpiador facial vs. Desmaquillante: ¿Cuál es la diferencia?

Tanto el limpiador facial como el desmaquillante están hechos para limpiar el rostro, así que son lo mismo ¿cierto? Mmm…piénsalo de nuevo, porque no lo son. Ambos productos son COMPLETAMENTE distintos, a pesar de que comparten la similitud de limpiar la cara.

El desmaquillante se enfoca en retirar el maquillaje del rostro, y el limpiador en retirar no solo maquillaje sino cualquier residuo de suciedad, aunque eso no es todo lo que los diferencia…

1.Desmaquillante

Los desmaquillantes tienen una fórmula que rompe las moléculas de maquillaje para así removerlas del rostro. En pocas palabras, estos productos hacen el mejor trabajo en remover el maquillaje, incluso a prueba de agua y los delineadores potentes.

Estos desmaquillantes suelen tener una base aceitosa, aunque si se trata de los productos oil-free, tienen como base la silicona. Estos son los ingredientes estrella que remueven el maquillaje con facilidad sin irritar el rostro.

Muchos desmaquillantes no se aclaran fácilmente sólo con agua, por eso suele ser necesario retirarlos con un jabón o limpiador facial. 

2. Limpiador Facial

Los limpiadores faciales están hechos con surfactantes, que son los encargados de remover suciedad, maquillaje y cualquier otro residuo en el rostro. 

Tomando en cuenta el maquillaje, el protector solar, los daños ambientales y el smog, es casi obligatorio usar el limpiador facial diariamente. Es más, puede que ni siquiera uses maquillaje, pero ya con el protector solar y los radicales libres en el ambiente, tu rostro tiene suciedad por retirar. 

Es ahí cuando el limpiador facial hace su magia porque, a diferencia del desmaquillante, el limpiador tiene ingredientes que realizan una limpieza más profunda en cualquier tipo de piel. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de limpiadores faciales?

tipos-de-limpiadores-faciales

Los limpiadores faciales suelen tener un uso más generalizado que los desmaquillantes, pero esto no quiere decir que puedas utilizar cualquiera.

Hay diferentes tipos de limpiadores faciales, cada uno de ellos formulados para ciertos tipos de pieles. Estos son:

  • Leche o crema limpiadora: son la mejor alternativa para pieles secas por su consistencia densa y humectante.
  • Espuma limpiadora: son perfectas para pieles normales o mixtas que no requieren hidratación extra pero no tienen problemas con la segregación de sebo.
  • Gel limpiador: esta es la mejor alternativa para pieles mixtas y grasas con tendencia al acné por su consistencia ligera y de fácil aclarado con agua.
  • Limpiadores bifásicos: tienen base de agua y base de aceite, así que debes batirlos bien para usarlos. Estos limpiadores son versátiles porque también pueden usarse como desmaquillante, aunque no son lo más indicado para pieles sensibles o grasas.

¿Cuáles son los diferentes tipos de desmaquillantes?

tipos-de-desmaquillantes

Los desmaquillantes pueden estar formulados con una base oleosa, aunque también pueden ser bifásicos o de textura ligera (como las aguas micelares).

Para escoger el mejor desmaquillante para ti, también debes tomar en cuenta tu tipo de piel, al igual que el tipo de maquillaje que uses. Toma como referencia lo siguiente:

  • Desmaquillantes oleosos: Son aceites faciales que se utilizan para retirar casi cualquier tipo de maquillaje, incluso aquel a prueba de agua. No te asustes por el nombre, estos desmaquillantes no engrasan la cara ni tapan los poros, aunque no son lo más recomendable para pieles grasas o mixtas.
  • Desmaquillantes bifásicos: Como su nombre lo indica, están divididos en dos fases: una fase acuosa y otra oleosa. Tienes que batirlos antes de usarlos para que puedan retirar el maquillaje. Algunos de estos desmaquillantes también funcionan como limpiadores, aunque solo son recomendables para pieles secas o para retirar el maquillaje de ojos.
  • Bálsamo desmaquilante: ¡El más usado en el mundo del k-beauty! Este tipo de bálsamo suele ser cremoso y retira el maquillaje fácilmente. Su textura cremosa lo hace perfecto para pieles secas y normales.
  • Agua Micelar: ¡Mi favorito -y el de muchas-! Este es sin duda EL MEJOR desmaquillante para limpiar el rostro con cuidado y a la vez retirar todo lo que sea resistente al agua. Además, se han popularizado tanto que ya hay fórmulas para pieles sensibles y con tendencia al acné.

¿Puedo omitir el limpiador facial si uso desmaquillante?

Lamento desilusionarte, pero no, no puedes. Por más maquillaje que retire tu desmaquillante favorito, este no hace la misma tarea que el limpiador facial. 

Además, los mejores limpiadores son los “limpiadores al agua, que actúan formando una espuma suave para eliminar eficazmente los restos de suciedad, sebo, células muertas y maquillaje”así lo aseguran expertas como la Dra. María Segurado, dermatóloga del Hospital del Sureste de Arganda.

¿Puedo entonces lavar mi cara solo con un limpiador facial? De hecho, sí. Si no tienes maquillaje puesto, con el limpiador facial debería ser suficiente, pero si tienes mucho maquillaje a prueba de agua, lo mejor es que primero lo retires con un buen desmaquillante.

Recuerda que estos pasos también varían acorde a tu tipo de piel. Si tu piel es seca, y no has usado tanto maquillaje, puedes alternar el uso del desmaquillante para no exagerar con el limpiador facial. 

OJO 

Lo mejor es que le preguntes a tu dermatólogo qué es lo más indicado si tu piel es muy seca o sensible. 

En conclusión, el uso del limpiador facial o desmaquillante depende mucho de lo que uses en tu rostro en el día a día. 

¿Prefieres hacer doble limpieza en las noches? No hay problema, aunque no siempre es obligatorio ¿Eres minimalista y solo usas limpiador facial? ¡Perfecto! No tiene nada de malo tampoco.

Lo que sí debes recordar es que la mejor limpieza para el rostro es la que haces con gentileza y con los productos apropiados, así que ¡Olvídate de restregar tu rostro con fuerza o usar cepillos faciales constantemente! Mientras más gentil seas con tu limpieza, mejor. 

Limpieza facial: Orden de aplicación de productos