Cómo usar las toallitas desmaquillantes según los dermatólogos

¿Usas las toallitas desmaquillantes como limpiador facial?

Te tengo buenas noticias: es hora de acomodar esa rutina de limpieza. El truco está en saber cómo usar las toallitas desmaquillantes correctamente, y por te lo explicamos en este artículo tomando recomendaciones de dermatólogos expertos en el tema.

Créeme, tu piel agradecerá mucho esta información.

¿Realmente son necesarias las toallitas desmaquillantes?

En los días más atareados, las toallitas desmaquillantes se vuelven infaltables para limpiar el rostro de manera rápida, pero ¿son necesarias? En resumen, no, no son necesarias, pero pueden ser una alternativa perfecta SOLO en esos casos de emergencia.

No pasa nada si un día te tocó trabajar hasta tarde y tuviste que desmaquillarte solo con una toallita para descansar un poco, el detalle está en que no lo hagas a diario.

Para limpiar bien tu rostro lo que necesitas es un limpiador facial gentil, que se encargue de remover todas las impurezas, incluyendo el maquillaje, y a su vez restaurar la barrera protectora de la piel. Las toallitas desmaquillantes no son capaces de todo esto.

Cuando las vayas a utilizar por emergencia, recuerda hacerlo desde la frente hasta la mandíbula con movimientos gentiles y sin distribuir la grasa en todo el rostro. Esta es la manera más eficaz de usarlas según Debra Luftman, una de las dermatólogas más famosas de Beverly Hills.

Cómo usar las toallitas desmaquillantes correctamente

Antes de explicarte cómo deberías usarlas en esas ocasiones especiales, te recomiendo lo siguiente:

●       Escoge toallitas libres de alcohol: Muchas de estas toallitas tienen alcohol entre sus ingredientes principales, pero lo mejor es evitarlo para no resecar la piel, sobre todo si tu piel es sensible o muy seca.

●       Evita las toallitas con perfume: Al igual que el alcohol, los perfumes también pueden ser irritantes para algunas pieles, principalmente las pieles sensibles. Opta por las toallitas que no poseen fragancias en su formulación.

●       Revisa los ingredientes de las toallitas: ¡No pases esto por alto! Es indispensable para asegurarte de no comprar una toallita que te cause alergia.

¿Lista para saber cómo utilizarlas correctamente? Te dejo el paso a paso.

1. Remueve gentilmente el maquillaje con movimientos circulares

Al retirar la toallita de su empaque, frótala en el rostro con movimientos circulares muy gentiles, y cuando digo gentiles, me refiero a LO MÁS DELICADO POSIBLE. Evita restregar con fuerza porque eso irritaría mucho tu piel.

Quizás con una toallita no baste y necesites dos o hasta tres. No escatimes en la cantidad que vayas a usar para retirar todo el maquillaje, recuerda que es una ocasión especial, no algo que harás todo el tiempo.

Sabrás que estás lista cuando al usar la toallita, ya no se mancha con ningún residuo de maquillaje.

2. ¡Cuidado con los ojos!

Algunas toallitas desmaquillantes están hechas para retirar el maquillaje del ojo, pero en realidad es mejor evitar usarlas en esta área. Como en este caso hablamos de una emergencia, puedes hacer la excepción usándolas con mucha delicadeza y con los ojos completamente cerrados.

En vez de frotarlas en tus ojos, aplica la toallita con suavidad y presiona contra el párpado (con los ojos cerrados, obviamente). Deja que haga efecto por unos segundos y de ahí retira el maquillaje lentamente. Este movimiento es el más sutil para que no restriegues esa área tan delicada del rostro.

3. Enjuaga el rostro después de utilizarla

Usar estas toallitas ya de por sí es un riesgo, pero no enjuagar la cara, aunque sea con agua luego de usarlas es peor. Sé que sigue siendo una labor algo “tediosa” si estás cansada, pero nada cuesta lavar el rostro solo con agua por al menos un minuto.

RECUERDA

Las toallitas desmaquillantes solo retiran el maquillaje, NO LAVAN EL ROSTRO.

Por eso es importante que, al terminar de usarlas, aclares tu rostro con agua. El agua también retirará los químicos agresivos que pudiese tener la toallita y que podrían dañar tu rostro.

4. Aplica hidratante al finalizar

Muchas de estas toallitas contienen químicos agresivos, como el alcohol, y estos pueden resecar tu rostro gravemente (además que dejan una sensación de tirantez HORRIBLE).

Para que esa resequedad desaparezca, lo mejor es usar una crema hidratante para finalizar. Esto no te quitará ni un minuto y lo puedes hacer acostada en la cama. Bastará con que apliques un poco de tu crema hidratante favorita en el rostro y cuello ¡Y listo!

¡OJO!

¿Cuándo usar las toallitas desmaquillantes?

Tu hidratante también debería estar libre de alcohol y debería ser rica en antioxidantes y péptidos

limpiador-facial-gentil

¡CASI NUNCA! Sé que suena exagerado, pero lo digo en serio. Lo mejor es utilizar estas toallitas solo en ocasiones especiales, y que, en ese caso, no utilices una, si no varias.

El Dr. Ricart, jefe de dermatología en la Clínica Quirón, asegura que la limpieza que proporcionan estas toallitas es superficial, además “no tratan la piel como otros productos de higiene facial, como las aguas micelares”. En pocas palabras, lo único que hacen es remover el maquillaje en sí, pero no limpiar el rostro.

CONSEJO

Usa las toallitas desmaquillantes como complemento y no como producto esencial en tu rutina facial.

En pocas palabras, no es que vas a tirar las toallitas que compraste hace poco en el súper, pero mejor es dejarlas para momentos específicos.

Puedes usarlas para un viaje express que tengas, o solo si llegaste muy cansada de una fiesta. Solo recuerda no hacerlo hábito y tampoco acostumbrarte a usarlas más de una vez a la semana.

Toma en cuenta estos consejos antes de utilizar las toallitas

●       No las utilices a diario

●       Solo úsalas si realmente no puedes lavar tu cara con tu limpiador facial

●       Solo úsalas para remover maquillaje.

Ahora que ya sabes cómo usar las toallitas desmaquillantes, es hora de guardarlas en tu cajón y enfocarte más en comprar un buen limpiador facial y quizás un agua micelar acorde a tu tipo de piel para retirar el maquillaje con facilidad.