Cómo se utiliza la piedra Gua Sha a tu rutina de belleza

¿Quieres saber cómo usar la piedra gua sha en tu rutina de skincare sin necesidad de invertir mucho tiempo y esfuerzo? pues buenas noticias para ti, llegaste al lugar indicado.

En este artículo te explicaré el paso a paso para utilizar esta piedra como una profesional –y sin desesperarse en el intento-.

¿Qué es la piedra Gua Sha?

gua-sha

Puede que el término “gua sha” te parezca nuevo, pero en realidad se trata de una técnica milenaria. La técnica del masaje gua sha está basada en la cultura medicinal china, famosa por enfocarse en la espiritualidad y lo natural para estimular el bienestar físico, sobre todo en el rostro, cuello y espalda.

Esta técnica utiliza como herramienta principal la piedra gua sha, que no es más que una piedra hecha de jade o cuarzo rosa, y con una forma similar a la de un corazón. Esa forma tan especial es la más indicada para trabajar con masajes relajantes y estimular la circulación en el cuerpo. 

Con la nueva tendencia de utilizar piedras en el rostro, era cuestión de tiempo para ver de nuevo a la piedra gua sha en todos lados. Es por eso que ahora ves a tantas influencers usarla en su rutina de belleza.

Beneficios del Gua Sha

beneficios-del-gua-sha

Esta técnica no solo es perfecta para darle un toque relajante a tu skincare, sino también para darle otros beneficios importante a tu piel, incluyendo:

  • Estimular la circulación
  • Ayudar con la producción de colágeno
  • Suavizar las líneas de expresión 
  • Disminuir la inflamación facial 
  • Disminuir los ojos hinchados 
  • Atenuar la apariencia de las ojeras
  • Estirar la piel temporalmente 
  • Esculpir el rostro 
  • Reducir la tensión muscular

Si bien todos estos beneficios se basan en la medicina china, ten presente que la gua sha no es milagrosa. La Gua Sha ofrece resultados temporales y no permanentes, es decir, no esperes que con esta piedra se elimine la flacidez del rostro para siempre.

¡¿Entonces no vale la pena utilizarla?! 

Al contrario ¡vale muchísimo la pena! pero siempre tomando en cuenta que es una herramienta para relajar y estimular la circulación sanguínea, no para retener el envejecimiento o eliminar patas de gallo –después de todo no se trata de botox, se trata de una piedra medicinal-. 

¿Cómo se usa la piedra Gua Sha?

Ahora que conoces los beneficios y la utilidad REAL de la piedra Gua Sha, es momento de poner en práctica le mejor técnica para estimular los músculos del rostro y desinflamarlo al instante.

Lo primero es escoger una piedra Gua Sha, y esto puede ser abrumador porque hay muchas formas y tamaños. 

No tienes que gastar una fortuna en la piedra más cara, es más, hay gente que usa cucharas frías en vez de piedras, así que solo escoge la piedra que mejor se adapte a tu presupuesto y tus preferencias.

RECUERDA

Las más populares actualmente están hechas con cuarzo rosa y jade gracias a las propiedades holísticas de estas piedras minerales, además de ser fáciles de mantener.

Pasos a seguir

cómo-se-usa-la-piedra-gua-sha

Una vez hayas escogido tu piedra gua sha favorita, puedes seguir estos pasos para utilizarla correctamente: 

  1. Limpia tu rostro y manos: Realiza tu rutina de limpieza facial habitual, y de ser posible, aplica un tónico o bruma facial para prepararla adecuadamente.
  2. Aplica aceite facial: Solo necesitas 4 a 5 gotas de aceite para esparcirlo por el rostro y cuello. Esto hará que la piedra se deslice en tu piel con mayor facilidad. Puedes cambiar el aceite facial por un sérum hidratante si tu piel es mixta o grasa.
  3. Calienta tu herramienta gua sha: Sea piedra cuarzo, piedra jade o incluso una cuchara, no olvides calentarla levemente frotándola con tus manos por unos segundos. Esto también facilita el masaje asiático que estás a punto de aplicar en tu cara y cuello.
  4. Desliza la piedra por el cuello: Haz presión suave con la piedra y espárcela por todos los lados de tu cuello, de arriba hacia abajo. Según la medicina china, el movimiento debe ser de arriba hacia abajo para estimular el sistema linfático desde el cuello.
  5. Desliza por debajo de tu mentón: Para un efecto lifting, pasa la piedra (sin dejar de hacer presión) por debajo de tu mentón, desde el centro hacia los lados. Haz este movimiento un mínimo de 6 veces.
  6. Desliza del mentón hacia la mandíbula: Ahora pasa la piedra desde el centro de tu mentón hacia cada lado de tu mandíbula. Puedes hacer una pequeña vibración con tus manos al momento de llegar a tu oreja para estimular más el flujo sanguíneo.
  7. Desliza por los pómulos: Pasa la piedra por tus pómulos con movimientos ascendentes, y siempre haciendo presión. Deslízala desde las aletas de tu nariz hasta tu oreja. Puedes presionar levemente cada lado de tu nariz con tu dedo índice, al menos mientras haces estos movimientos. Esto facilitará el desliz con la piedra y también evitará que jalonees la piel.
  8. Desliza gentilmente por debajo de tus ojos: Esta es la área más delicada del rostro, así que toca pasar la piedra con mucho cuidado. Deslízala desde la esquina interior del ojo hasta el final de tu mejilla (donde comienza el cabello). También puedes presionar levemente tu nariz con la otra mano para que el movimiento sea más sencillo y no lastimes esta delicada zona de tu cara.
  9. Pasa la piedra por encima de tus cejas hasta la línea del cabello: Haz este masaje en el rostro de forma ascendente y teniendo cuidado de no presionar muy fuerte debajo de la ceja, solo por arriba (si lo haces desde el párpado del ojo lo lastimarás, así que mucho cuidado).
  10. Desliza la piedra por la entreceja: También puedes masajear la entreceja con movimientos ascendentes –este es mi masaje favorito porque se siente espectacular y relaja mucho la frente-.
  11. Para finalizar, desliza la piedra por debajo de tu cuello: Una vez hayas masajeado todo tu rostro con la piedra china, finaliza esta rutina relajante con movimientos debajo del cuello, pero de forma descendente. Según la medicina china, este último paso sirve para drenar el sistema linfático. 

Recomendaciones

  • Realiza cada movimiento un mínimo de 3 veces. Lo recomendable son 10 para aprovechar al máximo las propiedades de estos masajes.
  • Utiliza la piedra con un ángulo de 90°, es decir, manteniéndola casi totalmente plana.
  • De ser necesario, puedes retocar el sérum o el aceite mientras vas realizando los masajes, sin exagerar en la cantidad para no saturar el rostro. 
  • Puedes enfriar la piedra por unos minutos en la nevera antes de usarla, y solo entibiarla levemente con tus manos. Eso hará más eficaz el efecto desinflamatorio. 
  • Para limpiarla bastará pasar por la piedra un paño húmedo con agua tibia, pues usar jabones o detergentes podría dañarla.

¿Qué tan seguido debes usar la piedra Gua Sha?

La puedes usar desde una vez por semana hasta dos veces al día, pero todo dependerá de tu tipo de piel y su tolerancia al masaje asiático con piedras planas. 

Lo mejor es probarla una vez a la semana para ir familiarizándote con la piedra. Una vez hayas dominado la técnica, podrás ponerla en práctica hasta dos veces al día (en tu rutina facial de día y de noche). 

El truco aquí es ser constante e ir probando con tu piel lo que sea más conveniente. Quizás no necesites hacer todos los masajes todos los días y baste con solo enfocarte en el mentón, frente y contorno de ojos, y eso está bien. 

Los mejores resultados los verás con el uso diario mientras lo hagas con cuidado.

¡OJO!

Evita practicar gua sha sobre piel inflamada o con acné. Si es tu caso, consulta con tu dermatólogo o espera hasta que tu piel esté mas cicatrizada y sin alta sensibilidad.