Los mejores aceites para cutículas

Las cutículas son una de las partes más importantes para cualquier uña, ya que actúan como barrera natural que protege a las uñas de infecciones y agentes externos peligrosos. También son zonas frágiles que necesitan estar hidratadas, pero no es tan fácil como parece.

Las cutículas desempeñan un rol muy importante en el aspecto de las uñas. Cuando tienes las cutículas secas, usualmente también tendrás las uñas deshidratadas, provocando que la piel circundante a la misma se descame, viéndose seca y áspera.

Por esta razón, cuidar las cutículas es importante, aunque lamentablemente no todas las mujeres saben cómo hidratar las uñas. Por ello, a continuación se mencionarán algunos aceites para cutículas actualmente disponibles en el mercado, para que así puedas dilucidar como comprar el mejor aceite para cutículas.

¿Cuál es el mejor aceite para cutículas?

Dicho de forma resumida, los mejores aceites para cutículas son aquellos que contienen una fórmula a base de jojoba, coco, vitamina E oalmendras, ya que esos componentes hacen que el aceite logre hidratar toda la superficie de la uña y la piel que la rodea.

Otros componentes apropiados son la queratina, aloe, brotes de soja y aceites de semilla de algodón. También es importante que elijas un aceite nutritivo totalmente orgánico y libre de químicos como parabenos, sulfato, entre otras sustancias.

A continuación les presentamos los mejores aceites para cutículas:

1. Opi Pro Spa – Aceite hidratante para uñas y cutículas

OPI Pro Spa - Aceite Hidratante para Uñas y...

Ver en AMAZON

El aceite de Opi Pro Spa cuenta con una fórmula ultra nutritiva, hecha específicamente para tratar y suavizar las zonas delicadas de la uña. Se puede usar diariamente para conseguir una hidratación óptima. Es de absorción rápida y viene con un gotero que facilita su aplicación.

Si usas este hidratante de uñas, notarás cómo estas recuperan el equilibrio hídrico y adquieren la hidratación necesaria.


2. Sally Hansen – Aceite para cutículas de uñas

Sally Hansen Vitamina E - Aceite para cutículas...

Ver en AMAZON

Sally Hansen produce un aceite vitamínico de gran calidad, debido a que su fórmula contiene aceites esenciales de germen de trigo, granos de albaricoque, vitamina E, aloe y pantenol. Con semejantes componentes, sobra decir que te otorgará cutículas suaves y saludables, lo que a su vez te dará uñas más largas y lisas.

Pero eso no es todo, porque también mejora la flexibilidad de las uñas y previene las arrugas, sin dejar de mencionar que es bastante barato.


3. The Body Shop – Aceite para cutículas

The Body Shop Uñas De Almendra Y Aceite De...

Ver en AMAZON

Este aceite, fabricado por The Body Shop, se distingue por tener una fórmula rica en aceite de almendras y manteca de karité, la cual suavizará tus cutículas, revitalizará su crecimiento y les mantendrá un aspecto saludable, además de que también las fortalecerá y prevendrá de que se quiebren con facilidad.

Además, puede usarse diariamente mara maximizar sus beneficios, dejando un aroma dulce en tus uñas. Es altamente recomendado por sus compradores.


4. Mylee – Aceite de albaricoque reparador de uñas

Mylee 50ml Aceite de Albaricoque Reparador de...

Ver en AMAZON

El albaricoque es otro gran nutriente para las uñas, y por suerte, el aceite de Mylee lo incluye en su fórmula. Como resultado, tenemos un aceite reparador de uñas que tiene los nutrientes, la vitamina A y vitamina E propias del albaricoque.

Entre sus beneficios, se encuentra que aumenta la elasticidad y fortaleza de la piel, minimiza los signos de envejecimiento, hidrata el lecho ungueal, renueva las cutículas rotas y mientras hidrata las cutículas, sella la humedad. Además, se puede adquirir a un precio accesible.


5. Revlon Essential – Aceite para cutículas

Revlon Essential Aceite para Cutículas 14,7ml

Ver en AMAZON

Revlon es una marca muy reconocida, lo cual resulta un gran privilegio ya que su aceite es el menos costoso de la lista, convirtiéndolo en un productor de fácil adquisición.

 Ahora, si te preguntas por qué deberías comprarlo, déjame decirte que es rico en vitamina E y humectantes naturales y propiedades de secado rápido. Aporta un agradable y delicioso olor, más importante aún, su fórmula contiene una tecnología con perlas de gel hidratantes que mantienen suaves las cutículas.


6. Essie – Aceite para cutículas

ESSIE TREAT Etui 01 Apricot

Ver en AMAZON

El aceite de Essie se distingue de los demás gracias a una característica importante: se puede aplicar como base de un esmalte. Eso permite que el esmalte dure mucho más, mientras el aceite protege y endurece las cutículas y el contorno de la uña.

Sumado a eso, es de absorción rápida, se utiliza con facilidad y, cuando se combina con el esmalte, le deja un mejor acabado brillante a la uña. En resumen, es un producto de gran relación calidad-precio.


7. Cutex – Aceite para cutículas

CUTEX Cuticle Hydrating Oil 13,6 Ml 150 ml

Ver en AMAZON

Como el precio es importante, vamos ahora con otro aceite de óptima. El aceite de Cutex, también formulado con almendras, deja un olor delicioso mientras hidrata, suaviza y flexibiliza profundamente tus uñas.

Es de acción rápida, ya que sus efectos se notarán luego de usarlo por primera vez y, como plus, sus compradores concuerdan en que la botella te puede durar mucho tiempo sin perder su calidad.


8. Nailycious – Aceite para cutículas de uñas de coco

Aceite para cutículas de uñas de coco, 75 ml,...

Ver en AMAZON

Por último, vamos con un aceite de coco para las uñas que, como es de esperar, deja tus cutículas sintiéndose suaves y con una dulce fragancia de coco impregnada en ellas. Pero eso no es todo, porque sus efectos son de larga duración, se absorbe rápidamente y viene con su propio cepillo, facilitando así su aplicación.

La gran mayoría de sus compradores tienen una opinión positiva de este, así que puedes estar seguro de que es una gran opción para incluir en tu selección.


¿Qué es el aceite para cutículas?

aceite-para-cutículas

Los aceites para cutículas son productos humectantes, hechos a base de aceites, que se utilizan para tratar y nutrir las cutículas.

Un aceite de cutícula típico contiene aceites como aceite de vitamina E, aceite de jojoba, aceite de aguacate, semillas de uva, almendras, coco, etc. Aunque, dependiendo del producto y el fabricante, puede haber una adición o sustracción de ingredientes.

Sus contenidos pueden ser muchos (ácido cítrico, aceites vegetales) según los productos, pero siempre se obtienen efectos especiales, gracias a que las principales propiedades de los ingredientes suelen ser para nutrición de las uñas y la rápida absorción.

Debido a eso, el propósito principal de los aceites para cutículas es simple, directo y seguro: nutrir e hidratar las cutículas, sin dejar de mencionar las uñas, ya que ambas están situadas muy cerca. Así las uñas crecen mejor y más saludables, lo cual realza la belleza de tu manicura.

Ahora, los aceites para cutículas tienen efectos fuertes, pero si los usas como es esperado, disfrutarás de sus numerosos beneficios.

Para usarlo, generalmente solo debes aplicar un poco alrededor de las cutículas, mediante un pincel, un gotero o un aplicador de lápiz (si el aceite lo incluye). Aunque a mi juicio, los aplicadores de lápiz son los mejores para conseguir una aplicación perfecta del aceite.

En conclusión, los aceites para cutículas están hechos de diferentes aceites y otros ingredientes, que tratan las cutículas y las uñas, para mantenerlas libres de afecciones como exceso de piel muerta, sequedad alrededor de las uñas, infección por hongos, uñas agrietadas y uñas encarnadas.

¿Cómo elegir un aceite de cutículas?

YES!YOU - Aceite para cutículas Power Life, 11 ml

Las cutículas y la piel circundante son muy delicadas en comparación con el resto de tus manos. Por lo tanto, en esta sección te ayudaré a elegir entre los distintos métodos de aplicación, y también en los ingredientes más beneficiosos para un aceite de cutículas.

¿Es mejor un lápiz, cepillo o gotero?

Los aceites para cutículas solo deben usarse con moderación, pero dependiendo de cuándo y cómo te guste usarlos, es posible que prefieras un método de aplicación de un producto sobre otro. ¿Quieres una pizca abundante cada noche o algunos retoques durante el día?

Vamos por partes. Primero, el lápiz de aceite para cutículas es apropiado para aplicar unos retoques. Cabe dentro de tu bolso de mano y es un gran compañero de viajes. Permite que el aceite se pueda aplicar con la moderación que desees, volviéndolo así perfectamente adecuado para quienes desean una solución de humedad más ligera.

Además, algunos lápices incorporan una punta firme y plana en su diseño, que les permite empujar las cutículas hacia atrás mientras aplicas el aceite. Te recomiendo que consigas un lápiz, así te resultará fácil mantenerte al tanto del cuidado de la cutícula y necesitas un lápiz que haga todo en uno, de forma simple y rápida.

Por otro lado, el aceite para cutículas que se aplica con cepillos no solo evita el daño de los esmaltes, acrílicos o geles, sino que también mantendrá tu manicure con un aspecto más fresco y por más tiempo. Lo mismo ocurre con los dedos de los pies pedicurados porque, al fin y al cabo, las uñas de los pies también tienen cutículas.

Además, los cepillos hacen que aplicar el aceite para cutículas sea muy sencillo y ofrecen la opción de aplicar una cantidad modesta o abundante, dependiendo de cuánta necesites y cuándo.

Por último, los goteros proporcionan la mayor cantidad de producto a la vez, y suelen ser los más adecuados para un tratamiento con aceite semanal o nocturno más intenso, para que así puedas curar y nutrir las áreas de la cutícula particularmente devastadas.

Los goteros también ofrecerán cierto control al aplicar el aceite sobre un área objetiva, pero no son la mejor opción para usar durante el día si deseas que el aceite tenga una rápida absorción.

Ingredientes comunes que debes buscar en un aceite para cutículas

  • Aceites de almendras: los aceites de almendras dulces se utilizan por su efecto acondicionador e hidratante en la piel, así como por el hecho de que están repletos de nutrientes y vitaminas curativas, incluidas la A, E y varias vitaminas B.

Aceite de Almendras 100% Puro y Orgánico 100ml /...

También se utilizan porque actúan para proteger la piel de posibles irritaciones y de la pérdida de humedad. Por lo tanto, es ideal para usar durante el invierno.

  • Aceite de jojoba: se usa a menudo como portador de aceites para cutículas, debido a que la jojoba tiene suficientes minerales, ácidos grasos, proteínas y propiedades curativas en su arsenal, para ser utilizada como terapia de cutículas por derecho propio.

Cliganic Aceite de Jojoba Bio, 100% Puro Ecologico...

Es liviano, rápido de absorber, y tiene moléculas lo suficientemente pequeñas como para penetrar en las distintas capas de la uña, por lo que es una opción sólida para quienes buscan una manicura con frecuencia.

  • Germen de trigo: el germen de trigo (el mismo que se encuentra en el pan integral saludable) es rico en vitamina E y reduce el envejecimiento de la piel, la aspereza y el daño por los radicales libres.

También ofrece gran cantidad de vitaminas B, proteínas, ácido oleico y ácido linoleico. Estos dos últimos actúan como calmantes y antiinflamatorios, y ayudan a mantener la estructura de la piel.

  • Aceite de semilla de albaricoque: las semillas de esta deliciosa fruta se exprimen para producir un aceite rico en vitamina A, que como consecuencia, otorga una piel suave. También forma un sello ligero para mantener a raya la sequedad, deja un delicioso aroma frutal y puede iluminar la piel opaca o envejecida.
  • Vitamina E: como dije antes, esta vitamina suele encontrarse en los aceites de oliva, aguacate, girasol y muchos otros. Sin embargo, la vitamina E también se encuentra como un ingrediente agregado en algunas fórmulas.

Naissance Vitamina E n. º 807 (Aceite) – 100ml...

De hecho, puede aparecer como acetato de tocoferilo, así que fíjate si en alguna fórmula lees ese nombre científico.

En general, esta vitamina no solo es increíble para curar y proteger, sino que también aumenta el flujo sanguíneo, y por ende, el crecimiento y la fuerza del área que rodea la cutícula.

¿Son mejores los productos naturales o los aceites esenciales?

Todo depende de tu preferencia o condición. Por ejemplo, si padeces de eccema, dermatitis u otras hiper sensibilidades o alergias de la piel, obviamente no querrás agregarle más irritación a esa zona expuesta de tu cuerpo.

En ese caso, elegir un aceite de base natural, libre de ingredientes químicos como el petróleo, los sulfatos y los parabenos puede ser una apuesta más segura para tu piel sensible.

No obstante, quienes prefieran un aceite que sea vegano, ecológico o del lado más natural, pueden optar por aceites que solo usan ingredientes vegetales, los cuales son usualmente cultivados orgánicamente.

Cabe destacar, que según algunos expertos, los aceites esenciales orgánicos son más potentes. Mientras más poderosos sean los beneficios del aceite, mejor para ti.

Ahora, es bien sabido que los aceites naturales contienen todas las especificaciones para mejorar la salud de la cutícula. Por lo que, si eres una esmerada de la belleza, puedes optar por un producto que contenga solo uno o dos aceites esenciales, como un frasco de almendra pura o aceite de jojoba.

Los beneficios del aceite para cutículas en uñas fortalecidas

  • Protección para las uñas

Cuando lo usas, la cutícula queda lubricada e hidratada. Se previenen condiciones como grietas, magulladuras, roturas, raspaduras y uñas quebradizas. Si sueles picar o morderte las uñas, el uso del aceite para cutículas trata posibles infecciones o heridas.

También sirve para prevenir la psoriasis ungueal, una especie de problema de las uñas.

  • Reparación cuticular

Uno de los factores más importantes de los aceites para cutículas es que aumentan el flujo sanguíneo en los dedos. Esto, ayuda a crecer y desarrollar la capacidad de curar los dedos. Se corrigen lesiones, inflamaciones o irritaciones de la piel.

Así que, si recientemente has involucrado tus manos en actividades como la cloración, el agua salada o jabonosa, el frío excesivo, el sol u otras condiciones ambientales que podrían provocar uñas agrietadas, secas o dañadas, compra un aceite para cutículas y notarás cómo los daños infringidos se resuelven.

  • Efectos humectantes

Las cutículas y el área que las rodea necesitan humedad para evitar la deshidratación y la sequedad, y los aceites para cutículas ejecutan ese objetivo de manera excelente.

Cuando notes que las cutículas están creciendo y pueden desprenderse de las uñas, usa el aceite para cutículas. Este hidratará el área alrededor y, con poco tiempo, la cutícula volverá a su posición.

¿Cuándo puedes usar el aceite para cutículas?

Después de la manicura: la uña tiende a secarse después de una manicura, así que puedes usar el aceite para cutículas para rehidratarla y agregar un brillo fresco. Como tus cutículas son tu objetivo, debes agregar una pequeña gota y masajear por un minuto.

Después de empujar hacia atrás las cutículas: remoja tus cutículas en agua tibia durante unos minutos, esto las suavizará. Luego, usa un palo de naranjo o un removedor de cutículas de metal para empujarlas hacia atrás. Por último, aplica los aceites para cutículas y masajea por un minuto.

Tiempo libre: cuando estés menos ocupada, puedes utilizar aceites para cutículas. Podría ser durante la pausa del almuerzo o mientras miras tu programa de televisión favorito.

Antes de acostarte: para mantener tus uñas frescas al día siguiente, puedes usar el aceite para cutículas en la noche. Sólo necesitas aplicarlo de forma similar a como se aplica luego de la manicura, y al terminar, ponte guantes antes de acostarte.


Preguntas frecuentes

¿Qué tan a menudo debo usar el aceite para cutículas?

El aceite para cutículas es imprescindible, especialmente para todos los adictos a la manicura y pedicura. Por lo tanto, te recomiendo que lo apliques en tus uñas y cutículas unas dos veces al día para hidratar y revitalizar al máximo.

¿Cuánto tiempo debo dejarme puesto el aceite para cutículas?

El aceite tarda de dos a tres horas en absorberse y secarse por completo. Puedes esperar ese tiempo, o puedes volver a aplicarlo tan a menudo como lo necesites.

¿La vaselina puede usarse como aceite para cutículas?

Sí, no es muy común, pero sí se puede. Solo necesitas frotar una pequeña cantidad de vaselina en la cutícula y la piel que rodea las uñas, todas las noches antes de acostarte o cuando tus uñas se sientan secas.

Si te preguntas por qué la vaselina se puede usar como aceite para cutículas, déjame explicarte: la vaselina es espesa y contiene vitamina E, dos propiedades que la vuelven un producto excelente para fortalecer uñas y cutículas.

De hecho, también puedes usar aceite de oliva. Este también funciona para hidratar las uñas.

¿Es mejor la crema para cutículas o el aceite para cutículas?

Las cremas para cutículas tienden a ser más ricas y más espesas que el aceite, ya que están repletas de ingredientes ultra hidratantes como la manteca de karité, el cual las vuelve ideales para aplicar antes de acostarse.

Por otro lado, los aceites para cutículas son más ligeros y se absorben más rápido. Al final, todo depende de cuál prefieras.